La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

12 abril, 2015

Petalada finlandesa

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 12:46

clip_image0021. Volvemos de vacaciones de Semana Santa. Comentamos cómo les ha ido, dónde han estado, etc. Algunos han pasado unos días en el campo, otros (bastantes) procesionando, los más han combinado varias actividades. La charla me sirve para aprender una nueva palabra (petalada) a incluir en mi vocabulario semanasantero. Me la explica uno de mis alumnos, el más capillita de todos ellos: “Una petalada es el lanzamiento desde un balcón de una gran cantidad (o mogollón) de pétalos sobre el paso de la Virgen.”

2. Problema del libro de matemáticas: “Si un tren de alta velocidad viaja a 300 km/h, ¿podrá recorrer en dos horas y media la distancia de 625 km que hay entre Barcelona y Madrid?”

Como es lunes y muchos están aún medio anestesiados por las vacaciones les digo que voy a cambiarles el enunciado del problema para que quede así: “Si un tren de alta velocidad viaja a 300 km/h, ¿podrá recorrer en dos horas y media la distancia de 625 km y cuatro puntos que hay entre Barcelona y Madrid?”

Algunos se disponen a resolver el problema; solo los más espabilados y los más futboleros me miran con cara de sorpresa por la alteración futbolística-matemática. Y algún madridista se niega a resolver el problema.

clip_image0043. La tarde del lunes el representante de una editorial nos presenta los nuevos materiales para el próximo curso. Como hay nueva ley de educación (¡vaya novedad!) hay que elegir nuevos libros de texto, material digital, etc. Por lo que veo… nada nuevo bajo el sol. Terminología a cambiar en las programaciones didácticas: donde unos dicen estándares, otros dicen indicadores, cuando antes se decía especificaciones de los criterios de evaluación. Verborrea pedagógica. Material digital algo más novedoso, eso sí, para el que la mayoría del profesorado no ha sido correctamente formado, eso también. Continuos cambios que en realidad no lo son. Tan solo parchean (perdóneseme palabra tan poco pedagógica) una realidad de fracaso y frustración por el continuo cambio en algo tan decisivo como es la educación no universitaria. Si quieren cambiar que lo hagan de manera real. He aquí un ejemplo: “Finlandia ya no quiere asignaturas en clase”.

4. El miércoles llueve durante el recreo. Permanecemos en el aula. Unos desayunan tranquilamente, otros pintan en la pizarra, hay quien lee en su mesa… De manera espontánea un grupo de alumnos se organizan porque dicen van a sacar una Cruz de Mayo portátil cuando llegue esa festividad. Incluso simulan un ensayo dentro del aula. Y todo ello recién acabada la clase de Educación para la Ciudadanía. No sé yo si la escuela laica tiene futuro en esta tierra de religiosidad costumbrista.

5. “Llevaba ya una semana en el pueblo cuando apareció el cura en la puerta de la escuela. Los niños estaban en el recreo y corrieron a besarle la mano.”

Historia de una maestra – Josefina Aldecoa

29 marzo, 2015

Llamando a la Historia

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 9:50

1. Lunes post electoral, clásico Barça-Madrid y Semana Santa Chiquita. Al entrar en el aula un alumno me extiende la mano para felicitarme. Yo estrecho la suya y le doy mi pésame. Estamos hablando, sin hablar, de fútbol, claro. Luego hay quien expresa su felicidad por la victoria de Susana mientras que otro defiende que el mejor es Podemos. Están hablando de elecciones autonómicas, por supuesto. Hay quien manifiesta su pesar por no haber sido capataz durante todo el recorrido mientras otro dice que estuvieron a punto de tirar el paso. Hablan de la procesión infantil de la Semana Santa.

La pluralidad, la diversidad, siempre es enriquecedora.

clip_image002

2. Tres alumnas de la clase han conseguido el segundo premio en un concurso de maquetas de pasos de Semana Santa. Entre otros regalos ahí está el llamador que han traído para el aula. La mesa del maestro tiene un nuevo elemento, muy acorde con la semana que hoy comienza. Como no había paso que levantar la primera llamada llegó con el tercer aldabonazo al grito del maestro-capataz: ¡Al recreo nos vamos!

3. El miércoles tocó excursión a Córdoba. Hicimos una visita guiada al Palacio de la Merced, sede de la Diputación Provincial. Estuvieron atentos a las explicaciones sobre los orígenes del edificio y la iglesia del convento, descendieron dos sótanos para regresar a la Córdoba romana y entrar en un mausoleo, disfrutaron convirtiéndose en diputados provinciales y debatiendo sobre la eliminación de los deberes en el salón de plenos…

Concluida la visita los llevé hasta la Plaza de la Corredera, observaron las grandes columnas del templo romano junto al Ayuntamiento, subimos hasta la Plaza de las Tendillas para ver al Gran Capitán, nos detuvimos delante de la hermosa fachada de la iglesia de San Miguel y nos fotografiamos delante del Cristo de los Faroles tras visitar a la Virgen de los Dolores en la Plaza de Capuchinos. En los Jardines de la Merced, antes de volver al autocar, les conté la leyenda de la Torre de la Malmuerta, que se veía tras el ramaje de la arboleda, y la historia de la pequeña mezquita de Al Morabito que se encuentra dentro de los jardines.

Una buena jornada de esa Historia que comenzaremos a estudiar el próximo trimestre. Ojalá que lo vivido les sirva de motivación.

Nota legal y lúdica.

En la fotografía adjunta se ha preservado el derecho a la imagen de los alumnos (y del maestro) de acuerdo con la legislación vigente. (Hasta aquí la nota legal)

De igual manera, sabedor de que algunos padres y madres suelen visitar esta Girola cada domingo, les propongo un divertido juego que consiste en adivinar bajo qué número se esconde su hijo/a.

Buenas vacaciones de Semana Santa a todos.

clip_image002[6]

22 marzo, 2015

Del menhir a la pedeí

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 10:25

1. Les gusta que les hable de la Prehistoria, de los primeros cazadores y recolectores, del sentido mágico de las pinturas rupestres, de la vida en los poblados neolíticos, de las nuevas herramientas elaboradas en la Edad de los metales… Les gusta más que las conjugaciones verbales y los poliedros regulares. A mí también. Y siempre es más difícil encontrar recursos para explicarles lo que es un icosaedro, o el modo subjuntivo, que para explicarles lo que es un menhir. Gracias a Albert Uderzo por haber convertido al sin par Obelix en alguien que carga sobre sus espaldas al más sencillo de los megalitos.

2. Diálogos:

– Maestro, fulanito no ha venido hoy.

– Ya veo que no lo veo.

– Pues ayer estuve en su casa y estaba jugando a la play. Así que ése está hoy viviendo la vida loca.

**********

– Maestro, necesito llamar urgentemente a mi casa.

– ¿Y eso?¿Qué te pasa?

– Cosas de mujeres.

**********

– Entonces, maestro, en la Edad de los metales fundían el mineral con el calor, lo echaban en un molde, lo dejaban enfriar y luego lo sacaban del molde. ¿No?

– Así es.

– O sea, más o menos como hacer un bizcocho.

3. Últimamente utilizo un calendario mensual como fondo de pantalla para mi ordenador de aula y para la pizarra digital. Sirve de agenda colectiva, recurso didáctico, elemento decorativo… A lo largo del mes se va rellenando con anotaciones, imágenes, vivencias, etc.

clip_image002

15 marzo, 2015

Asoma la desidia

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 10:04

1. A algunos se les ve en la mirada las ganas de aprender. No de aprender lo reglamentado, lo curriculado, sino cualquier duda que aparezca en un texto, en un cuento, en una explicación. Saber que una pinacoteca no es un bosque de pinos sino un museo de pinturas es para algunos una gran satisfacción; para otros es algo que el maestro contó un día en clase y que olvidarán quizás ese mismo día.

2. La superficie del aula distribuida por el espacio que ocupa cada mesa y silla con su correspondiente alumno tiene una influencia en el devenir de la jornada lectiva. Es decir, según quienes ocupan determinados lugares en el aula puede haber más o menos alboroto, más o menos atención, etc. Hay quienes se vuelven más activos cuando se les cambia de sitio, hay quienes ven apagarse su movilidad cuando están al lado de este o aquel compañero, quienes se vuelven más taciturnos si se les desplaza a la última fila, alejados del brillo de la pantalla digital, del polvo de la tiza, de la presencia cercana del maestro…

Suelo cambiarlos de sitio durante el curso. Cada cambio es conocer algo diferente de ellos según quiénes les rodeen. El espacio, tan fijo, tan inamovible, generando nuevas maneras de vivir en el aula.

3. Se están abriendo enormes diferencias, abismales grietas, entre la actitud que muestran unos y otros. Veo caer por esas grietas el deseo de aprender, el esfuerzo por mejorar, las ganas de superar las dificultades… Veo emerger por esas grietas la desidia y la desgana, los trabajos mal presentados, el “qué más da” y “el me da igual”… Y están cumpliendo once años, tan solo once años.

clip_image002

4. Cuando me preguntó por el colegio, se me había olvidado decirle que, durante unos meses, había ido a una escuela que me pillaba un poco más lejos, en la misma acera que la comisaría. Me quedaba a comer y mi madre venía a buscarme a media tarde. A veces se retrasaba y yo la esperaba sentada en un banco del terraplén.

En el café de la juventud perdida – Patrick Modiano

9 marzo, 2015

No es fácil superar todos los escalones de la vida

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 18:13

clip_image002

1. Escribía en las Tizas de colores del domingo 1 de marzo sobre el acto de la conmemoración del Día de Andalucía: “Cierto que el sol calentaba bastante y algunos acusaron esa insolación post invernal…” . Pues bien, uno de ellos ha sido este maestro. Volver del puente con el segundo catarro lectivo es una pesadez porque al cansancio propio de los trienios acumulados en la hoja de servicios (¿existirá eso todavía?) se unen el constante moqueo, la falta de voz, el dolor de cabeza…

Todo ello hace que cada día cueste más subir los escalones que le llevan a uno a la primera planta de la docencia. Y más ahora que los compañeros del bilingüismo inglés me hacen aprenderlos en la noble lengua de The Beatles (iba a escribir de Shakespeare, pero el dramaturgo me queda ya muy lejos). Aunque alcanzada la cima siempre reconforta que alguien te diga:

Maestro, con el “pelao” que te has hecho estás muy chulo.

 

 

clip_image0042. La dificultad que supone la integración de alumnos con alguna discapacidad intelectual, minusvalía psicológica, déficit cognitivo… (ya no sé como nombrar la realidad) no es solamente que esos alumnos alcancen una verdadera integración sino que al resto de compañeros, que son el colchón de esa integración, hay que educarlos, convencerlos… para que vean ese proceso como algo natural. Y no es fácil créanme. Hay veces que uno de esos alumnos, los que forman ese soporte integrador, sufre el comportamiento “extraordinario” de alguno de los alumnos/as que intentamos integrar. Llegado ese momento hay que valorar esa situación y reconocer el esfuerzo que todos ellos hacen para que día a día sus compañeros con algún tipo de discapacidad, minusvalía, capacidad diferencial (o cómo corresponda decir según el tiempo en que vivimos) sean uno más entre todos.

 

3. En la penumbra del mundo, en el reino del frío, ilumino ámbitos de tu vida, aquella escuela con sol y sombra adonde fuiste por poco tiempo, aquella tarde de marzo en que eras un niño entre los niños, y temí perderte entre ellos, cuando me angustió la eviden­cia de que tu voz y tu grito pudieran equivocárseme con otras voces y otros gritos. Niño confundido con el bosque de la infancia.

Mortal y rosa – Francisco Umbral

1 marzo, 2015

Sismo onubense

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 9:12

Sultans Of Swing – Dire Straits

1. Algunas veces creo estar fuera de la realidad. Otras veces me parece que soy el único que está en el mundo real. Esa frase, que podría haberla dicho un artista en pleno proceso creativo o un despistado casi a tiempo total, me viene bien para un lunes vespertino.

Lunes tarde, mientras en la galería inferior del edificio en el que se encuentra mi aula se desencadena un movimiento casi sísmico de madres y maestras/os montando los tenderetes provinciales para conmemorar el Día de Andalucía, me auto enclaustro en mi clase para corregir los controles de Lengua que habíamos hecho por la mañana, activo el yutub y el sonido de la pedeí para escuchar “Sultans of Swing” y noto como paredes y ventanales parecen cobrar vida. Por un momento pienso que el guitarreo de Mark Knopfler es demasiado para mi edad, o que la onda sísmica de la galería inferior ha subido por las escaleras. No. Se trataba de un terremoto vivido en soledad músico-correccional.

clip_image002

2. Como todos los años las familias aportan una tableta de chocolate para chocolatear (permítaseme la redundancia libre) el canto con aceite del Día de la Patria Mía, cuyos muros si un tiempo fuertes ya desmoronados… (perdón por el desvarío poético-patriótico-quevediano). Realizado un rápido estudio visual certificó que la mayoría absoluta sigue correspondiendo a la clásica tableta roja de Nestlé. Me alegro que así sea. Hay que conservar lo tradicional que lleva en su esencia la calidad.

3. Acabada la conmemoración del Día de Andalucía nos vamos de largo puente (en él andamos; por el tercero de los cuatro arcos). El acto conmemorativo muy bien. Buen tiempo y rico canto de pan con aceite y chocolate. Cierto que el sol calentaba bastante y algunos acusaron esa insolación post invernal que tanto se deseaba hace unos días. Incluso algún exagerado llegó a comentarme: “Uf, maestro, tenía la cabeza ya como un brasero y me dolían los pies como a mi abuela. Casi mejor que me hubieses castigado y me hubiese quedado en la clase.” Lo dicho, los hay melodramáticos.

clip_image004

Stand de las clases de 5ºA y 5º B. Gracias a las familias por su colaboración.

22 febrero, 2015

Pasen… y vean

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 10:09

clip_image002[5]1. Mi coordinador de ciclo me había informado a través de guasap (sí, ya sé que no se escribe así) que el lunes por la tarde habría una reunión informativa de todo el profesorado para organizar los actos del Día de Andalucía. Como tengo activado el silencio (qué hermoso oxímoron), y no suelo consultar el móvil a menudo, no me enteré de tal comunicado. Así que cuando llegué al colegio por la tarde pasé por el control de firmas, subí a mi aula y me puse a trabajar. Pasado un cuarto de hora tuve que bajar a secretaría a recoger unas fotocopias. Fue entonces cuando noté que ningún compañero/a pululaba por aquel lugar y pasillos aledaños. Tal soledad me llevó a pensar que algo extraño estaba ocurriendo. Mi extrañeza me llevó a uno de esos pensamientos que se encadenan hasta consultar el celular. Ahí me percaté de que estaba faltando a la citada reunión. Así que encaminé mis pasos, con la parsimonia que da la hora vespertina, al aula en la que se celebran tales actos y al entrar pude observar que todo el claustro veía en la pantalla digital una especie de documental sobre una actividad escolar relacionada con el Día de Andalucía. Me senté en la última silla que quedaba vacía, ésa que hace esquina con la puerta, para tomar conciencia de que la escuela espectáculo ha vuelto. [Aquí deberían estallar los fuegos de artificio para celebrar tal acontecimiento].

2. No soy defensor de la escuela espectáculo (lo digo aquí y lo digo allá). No es que me disguste esa connotación de la vida escolar; queda bonita (sobre todo para las fotos y los vídeos), queda para el recuerdo, para las risas cuando pasan los años, es como un gran escaparate en el que sustituimos los maniquíes por alumnos y maestros que son foco de atención mediática a nivel colegial. Está bien que así sea. Qué sería de la vida sin la representación, la gala, el desfile, la ceremonia, la parafernalia…

Además, si todo ello se hace por Andalucía, España y la Humanidad, ¿quién pude negarse a ello? Nadie. Sobre todo si se cuenta con un grupo de madres de alumnos tan dispuestas a colaborar. A ellas les doy las gracias ya, por su predisposición y colaboración.

clip_image002

3. No utilizo la aplicación Pasen de Séneca como medio de comunicación entre maestro y padres de alumnos. Me parece más apropiada para la enseñanza secundaria que para la primaria, aunque no niego sus virtudes. Además con ello le ahorro a la Junta de Andalucía un dinerillo que bien podría invertir en ampliar la plantilla del profesorado andaluz. Viene esto a cuento de una noticia que podría titularse: ¿Cuánto cuesta una tilde? En fin…

4. Cualquier ocasión es buena para llamar su atención. Abrimos el libro de matemáticas por la página 111. Les digo que esa es la página de Atila, rey de los hunos. A partir del horripilante chiste comienza el bombardeo de preguntas sobre tal personaje real y sus gentes. Les explico brevemente y todavía algunos tienen la ingenuidad, bendita ingenuidad, de preguntar: Maestro, ¿tú cómo sabes esas cosas, quién te las cuenta?

15 febrero, 2015

Entre la magia y la realidad

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 10:10

 

clip_image0021. – Maestro, ¡así cualquiera! Yo también quiero hacerlo como tú.

Ese comentario aparece siempre que en matemáticas comenzamos con los temas de geometría. Esta semana estamos midiendo ángulos con el transportador, trazando mediatrices y bisectrices con el compás… Pero desde que instalaron las PDI (pizarra digital interactiva) con el software ActivInspire arrinconé el viejo compás de madera (luego los hicieron de plástico) y tiza, el pesado transportador de ángulos, la incómoda regla de metro… y comencé a usar esas herramientas virtuales que se agrandan y achican, que transforman en círculos perfectos esos redondeles imperfectos que el maestro hace a mano alzada, etc.

Es uno de los usos más sencillos y usuales que se pueden hacer con las tecnologías informáticas pero siempre arranca la admiración de los alumnos por el componente casi mágico que conlleva su utilización.

2. Dejo sin recreo a más de la mitad de la clase porque mientras he salido al pasillo para hablar con una maestra (menos de cinco minutos) han formado tal alboroto que las voces se deben haber oído más allá del Guadalquivir. Durante el recreo voy dándole permiso para que se marchen a los que han alborotado menos. Pero tengo un problema: hay algunos que prefieren quedarse conmigo en clase y ayudarme a recoger los cuentos del Día de la Paz expuestos en los murales del pasillo, hacer algunas tareas que ya he mandado para mañana… ¡Qué difícil es a veces encontrar el punto exacto que lo convierta a uno en maestrogro!

3. Hay noticias que no deberían darse un viernes cuando la hora lectiva se acerca a su fin. ¿Por qué? Pues porque influyen en el estado de ánimo del docente durante el fin de semana de tal forma que el futuro más cercano, siempre lectivamente hablando, se convierte en algo incierto. No. Tampoco es que el docente vaya a perder el sueño sabatino y dominguero por lo que ha de venir. En peores batallas hemos peleado y hemos salido con apenas rasguños, difuminadas manchas sanguinolentas y gestos medianamente sombríos. Nada que no se arregle con alguna dosis de egocentrina y una cápsula diaria de pacietium.

Seguiremos informando.

4. Había ido a la escuela, primero con las monjas y luego con los jesuitas, hasta que lo echaron en la adolescencia. Comparado con la mayoría de la gente que se cruzaba en su ambiente laboral, había recibido una educación francamente notable.

Vivir de noche – Dennis Lehane

8 febrero, 2015

Todo tiene sus límites

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 10:16

El límite – La Frontera

1. Cada dos cursos, aproximadamente, Alguien vuelve a ingeniárselas para que lo ya elaborado tenga que ser modificado (en el mejor de los casos) o arrojado directamente al averno por su inutilidad declarada (en la peor de las pesadillas). Las pesadillas son las de los maestros que han dedicado un tiempo en reuniones interminables a elaborar proyectos, programaciones o llámelas usted como quiera, que generalmente no sirven para otra cosa que para permanecer en los archivadores de los despachos porque la enseñanza es algo demasiado vivo e importante como para constreñirla en una serie de documentos atiborrados de terminología insulsa, pedante por querer ser novedosa sin llegar a serlo y disparatada porque intenta imitar ciertos lenguajes burocráticos y judiciales que por enrevesados pareciesen más cultos cuando en realidad son una pantomima de la realidad que pisamos la mayoría de los que nos dedicamos a este oficio. Y digo bien, la mayoría, porque siempre hay quienes se suben al carro de lo supuestamente novedoso, de lo último en llegar a los comercios de la planificación educativa, creyendo estar comprando lo más in del mercado de la enseñanza cuando lo que en verdad están haciendo es adquirir un producto que ya se usó y al que le han dado una capa de barniz de ínfima calidad.

2. Mientras pienso en todo lo anterior observo a los albañiles encaramados en lo alto del tejado del edificio que están reparando ¿Cómo verán ellos desde su particular altura de miras el mundo que se mueve a sus pies? ¿Cómo verán el transitar de escolares y maestros por el patio? El viento gélido que sopla estos días seguro que les hace pensar que bien podrían estar a ras de suelo, pisar la tierra. Y entonces se me ocurre que no estaría mal hacer subir a ese tejado a los pedagogos y leguleyos educativos que sin cesar inventan nuevas maneras de cocinar la educación. Quizás desde allá arriba viesen este mundo de otra manera a como lo ven desde sus despachos enmoquetados.

clip_image0023. Los exámenes de Conocimiento del Medio siempre ofrecen alguna perla. Ahora que estamos estudiando Andalucía recojo las siguientes.

– Se les pide que expliquen cómo es la vida de las personas en las zonas de costa, montaña y llanura de Andalucía, las actividades económicas que realizan, etc. Respuesta sobre los habitantes de las zonas de costa: “Las personas que viven allí se pasan todo el día en la playa tomando el sol. Viven muy bien y algunos trabajan para el turismo.” No he de negar que algo de verdad hay en ello.

– Sobre los límites de Andalucía: “… al oeste con Portugal y al este con la Religión de Murcia.

4. “Recordó el globo terráqueo de cartón que había en la escuela. Una esfera grande que apenas se mantenía en pie de tanta holgura como tenía su peana de madera. Mirándola resultaba fácil saber el lugar en el que estaba el llano, porque los dedos de varias generaciones de niños habían ido desgastando, año tras año, el punto donde se encontraba el pueblo, hasta borrar el país entero y el mar que lo rodeaba.”

Intemperie – Jesús Carrasco

1 febrero, 2015

Un día de paz y dos de ausencia

Filed under: Tizas de colores — donceldevr @ 11:16

1. Cualquier trabajo requiere que el que lo realiza se encuentre en plenas condiciones físicas para que el resultado sea satisfactorio. En la escuela, si comienzas el lunes con el cuerpo castigado por ese eufemismo tan expansivo que llaman “malestar general”, puedes acabar sobreviviendo varias jornadas tratando de que la nave llegue a puerto o puedes acabar embarrancando contra los arrecifes porque el timonel no pueda luchar contra el oleaje. Así que decido anular las tutorías del lunes tarde y quedarme en dique seco durante el martes y el miércoles. Bueno, no es que lo decida yo, lo deciden las vías respiratorias, la infección, los antibióticos…

2. Vuelvo el jueves y nos ponemos al día. Me notan disminuido aún y me aconsejan haber permanecido en reposo algún día más. Agradezco su actitud porque mi menor capacidad expresiva es compensada con su mayor atención. Me lo hacen fácil y eso habla muy bien del tono general de toda la clase.

3. El viernes conmemoramos el Día de la Paz y la No Violencia. Suena la sirena a la diez menos cuarto para guardar un minuto de silencio por las víctimas de todo tipo de violencia. Ellos están en la pista de deportes con el maestro de Educación Física. Yo estoy solo en clase recuperando el trabajo atrasado de los dos días en los que he faltado. Escucho el alboroto de las otras clases al salir al pasillo para guardar esos sesenta segundos de respetuoso silencio, que cumplen en cuanto se oye el ulular de la sirena. Prefiero permanecer solo y en ese minuto recuerdo algunas de las historias que mis alumnos han escrito durante los últimos días, historias que de cumplirse nos harían vivir en un mundo mejor.

clip_image002

Página siguiente »

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: