La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

30 junio, 2014

¡Felices vacaciones…escolares!

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 7:44

1. Graduados los alumnos de sexto, entregados los boletines de notas, realizada la fiesta de fin de curso… llegó el lunes solitario. Un día lectivo que bien podría haberse cambiado por otro festivo a lo largo del curso. Siete alumnos y un maestro que pasan juntos la jornada porque así lo manda la autoridad ¿competente? Me despido de ellos con una sensación extraña porque en realidad la despedida fue el viernes anterior. Hasta primeros de septiembre a ellos les queda un largo verano por delante. A mí me quedan (me quedaban), todavía, varios días de no-escuela: reuniones, papeleo…

2. Mañanas de tutorías. Entre conversación y conversación voy recogiendo los enseres que durante diez meses han ocupado mi mesa y el armario que cada inicio de curso coloco próximo a esa mesa. Me gusta tener cerca lo que me es imprescindible.

Entre charla y charla con las madres que van viniendo a lo largo de la mañana miro de reojo la pantalla del ordenador en la que se suceden las fotos de la excursión al Castillo de Almodóvar, del Día de Andalucía, del senderismo en Cardeña… El pasado más cercano parece más lejano entre las paredes desiertas del aula, en la soledad silenciosa de un maestro que mira al frente y solo ve el mundo inerte de las sillas sobre las mesas.

3. Antes y después.

Aula de 4º A – Primeros días de junio                                                 Aula de 4º A – Últimos días de junio

clip_image002clip_image004

Las carpetas de Música e Inglés, los diccionarios, la carpeta de Religión y las Biblias, los trabajos de Plástica y de los Días de la Paz y Contra la Violencia de Género, la ropa olvidada y colgada en las perchas, las láminas de Conocimiento del medio, los ficheros y carpetas en los casilleros de las mesas, Rogelio (el cocodrilo mascota)… todo fue desapareciendo de esa esquina del aula, de toda las esquinas Ahora, los lotes de libros, enumerados y apilados uno tras otro, serán los guardianes silenciosos en el largo verano del aula vacía. Hasta que en septiembre la puerta vuelva a abrirse para recibir nuevas caras, nuevas ilusiones.

4. “Justo Gil sentía curiosidad por la gente a la que investigaba pero es que, además, le gustaba leer. Yo le decía que, si tanto le gustaba, por qué no estudiaba Filosofía y Letras o Magisterio, y él se echaba a reír:

—¿Magisterio?, ¿tú me ves a mí de maestro?, ¿me imaginas rodeado de niños leyendo en voz alta Platero y yo?”

El día de mañana – Ignacio Martínez de Pisón

5. En el año del centenario de su publicación leí en voz alta “Platero y yo”. Lo leí rodeado de niños y ellos también lo leyeron en voz alta conmigo. Con ese último recuerdo, evocado por el párrafo anterior de la novela “El día de mañana”, este maestro cierra la capilla de las Tizas de colores por el presente curso. Si durante el verano aconteciese evento o noticia digna de ser expuesta en este lugar, así se haría. Mientras tanto: ¡Felices vacaciones escolares!

PS. La Girola permanecerá abierta durante las venideras jornadas de estío y canícula. Entre sus gruesos muros y altas techumbres siempre tendrán un lugar donde recogerse y evitar los calores y sofocos propios del verano.

22 junio, 2014

Del helicóptero al baile

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:28

1. Última semana. Estamos repasando. En Lengua hacemos una actividad en la que tienen que utilizar en un texto diversas palabras: habilidad, reacción, helicóptero…

Un alumno comenta:

- Maestro, en El Rocío vi un “peaso” helicóptero.

- Verías un helicóptero grande. ¿O es que el helicóptero se había estrellado y se había hecho pedazos?

Otra alumna comenta en voz baja:

- Maestro, qué cosas tienes…

Un alumno dice:

- Maestro, es que somos andaluces y hablamos…

No pudo concluir. Esa relación andaluz-mal hablado siempre me ha desquiciado (sí, desquiciar, según DRAE =Trastornar, descomponer, exasperar a alguien.). A primera hora de la mañana de un lunes les cayó la charla sobre la obligación que tenemos todos de expresarnos correctamente. Pobrecitos.

2. Lunes tarde. Tutoría general con los padres y madres. Otro paso más hacia el final de este curso. Les explico cómo ha ido el año y les advierto sobre cómo puede ir el próximo. ¿Exceso de futurismo? Puede ser. Pero más vale prevenir…

La reunión , a pesar del calor, discurre en un tono agradable. Me alegro que así sea porque el grupo de alumnos con los que he trabajado estos dos años se merece la armonía más que la discordia.

 

clip_image0023. El miércoles llego temprano y me encuentro con otro signo que evidencia la conclusión de un año académico más. Los operarios municipales montan el escenario para la fiesta final de curso. Quedan (quedaban entonces) tres días y un baile. Más el lunes 23 (mañana) que, en genial ocurrencia de la Delegación de Educación, será lectivo. Yo le llamo el lunes solitario.

 

4. Jueves mañanero de ensayos bailongos y tarde noche de despedida de los alumnos de sexto en el teatro del pueblo; si a todo ello le unimos la eliminación de la Selección y la coronación del nuevo rey… a uno solo le queda declamar con engolada voz: En estos momentos históricos que estamos viviendo…

 

5. Viernes. Seguimos ensayando bailes, nos invitamos a helados y llegan las notas y un regalo en forma de libro (que es el mejor regalo que un maestro puede recibir). Gracias. Por la noche pasamos unas horas de agradable convivencia a orillas del Guadalquivir. No es mal sitio y sí son buenos momentos. Sobre todo si el maestro no es lanzado al río como se hacía en las viejas películas cuando alguien no era bien aceptado.

 

6. Sábado noche. ¿Cómo? ¿Sábado noche? ¿Cómo Saturday Night Fever? Colegio y sábado noche son conceptos que no compaginan. ¿Qué hace un maestro en un colegio un sábado noche? Es como preguntarse ¿qué es lo que haces tú aquí, una gaviota en Madrid?, que cantaba el Caco Senante. O, ¿qué hace una chica como tú en un lugar como este?, que cantaba Burning.

Anoche, sábado, fue la fiesta fin de curso. Esa “orgía” de músicas y bailes con la que se pone punto final al año académico por parte de los alumnos. Aunque este curso todavía nos quedará el lunes solitario, mañana. Seguiremos informando.

15 junio, 2014

Filas,fotos y helado

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 8:41

1. Lunes. Claustro extraordinario para tratar el problema acaecido en el patio la semana pasada entre un alumno y un padre antes de comenzar la jornada lectiva. Se han tomado las medidas. Esperemos que el traje dé buen resultado.

clip_image002Reflexión post scriptum: la responsabilidad (si es que la hubiese) ante sucesos imprevistos recae en quienes tienen alguna relación con lo sucedido. En esa relación siempre existen jerarquías o grados. Conforme se aleja esa intensidad jerárquica o gradual, conforme se desvanece la posibilidad de esa relación, la responsabilidad es menor e incluso llega a ser nula. Y nadie puede evitar ese axioma. Ello es así tanto si esa relación es coyuntural o impuesta como si lo es de manera estable o elegida. Ante tal situación solo cabe el uso de los diferentes status de autorictas y potestas para la solución del dilema. Y en el ejercicio de ambos conceptos no puede haber dejadez jerárquica sino todo lo contrario.

Nota al post scriptum: j_der, cada vez escribo más como un si fuese un vulgar leguleyo.

Otra nota al post scriptum: Y para qué me enredaré yo en estas madejas.

 

2. Martes. Se ven sorprendidos por una de las medidas tomadas en el claustro del lunes. Salimos en fila hasta la puerta del colegio. Mientras atravesamos el patio un alumno me comenta: “Maestro, así parecemos niños pequeños.” Ya se sienten mayores y solo tienen diez años.

3. Miércoles. En plena clase de matemáticas en sexto comienza la sesión de fotos con los cursos que se marchan este año. Como he participado en la enseñanza de dos grupos me corresponden dos fotos. Es difícil compaginar el repaso de los tantos por cientos y las operaciones con fracciones con las poses fotográficas. Me lo tomo con calma pues lo hecho, hecho está.

4. Jueves. Reviso mi correo electrónico y me encuentro lo que ven abajo.

clip_image004

Nunca había estado tan cerca del cohecho. Qué satisfacción. Se me debe considerar alguien importante, pienso mientras sonrió para mis adentros. Por supuesto que no doy los siguientes pasos: registrarse, acceder a… Mi honradez, y el que sea un sorteo, está por encima del suave y delicado intento de soborno-azar.

5. Viernes. El calor aprieta. Sensación de agobio tras el recreo. La mamá de ********** nos trae unos helados que son recibidos con alborozo. tras la degustación hacemos lotes con los libros que no volverán a utilizar más en este curso. Otra señal de que el año académico toca a su fin.

8 junio, 2014

Recogiendo el presente y preparando el futuro

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:15

1. Tiempo de matricularse. Tienen que traer el impreso durante esta semana. Aviso a los remolones que faltan por traer el documento.

- Maestro, y si no traigo ese papel, ¿qué pasa?

- Que te tienes que ir el curso próximo al colegio concertado.

- ¿A dónde?

- Al colegio de las monjas.

- ¡Nooooo! Mañana mismo lo traigo, maestro.

clip_image002

2. Martes. Incidente en el patio antes de que comiencen las clases. Algo hay que hacer.

3. Me avisan de manera imprevista para que asista a una reunión con los compañeros del IES. Se trata de aportar información sobre los alumnos de sexto que pasan a Secundaria. A los informes oficiales se le han añadido otros documentos intercentros y este bis a bis. Nunca está de más el conocimiento del alumnado con el que se va a trabajar aunque alguna información pueda ser repetitiva.

4. Tengo a un alumno castigado durante el recreo; y algunas alumnas que se quedan voluntariamente… “a hacerte compañía, maestro”. Quería aprovechar el tiempo de recreo para corregir algunos exámenes y hemos acabado hablando de canciones y bailes mientras degusto alguna galletita de chocolate que me suministran. La corrección (de exámenes) puede esperar.

5. “El maestro llama a los alumnos uno por uno: «¡Reinhardt Heydrich!» Reinhardt da un paso adelante, pero un niño levanta el dedo: «¡Señor! ¿Por qué no lo llama por su verdadero nombre?» Un estremecimiento de placer recorre la clase. «¡Se llama Süss, todo el mundo lo sabe!» La clase estalla, los alumnos gritan. Reinhardt no dice nada, aprieta los puños. Nunca dice nada. Tiene las mejores notas de la clase. Pronto será el mejor en gimnasia. Y no es judío. Por lo menos eso espera. Fue su abuela, por lo visto, la que se casó en segundas nupcias con un judío, pero eso no tiene nada que ver con su auténtica familia.”

HHhH – Laurent Binet

6. Viernes. Los alumnos de sexto están de excursión. Tengo dos horas por delante sin alumnos. Pero… me mandan sustituir la primera. En la siguiente me refugio en la soledad de una clase desierta. Aprovecho el tiempo para acudir al siempre fiel Séneca. La penumbra y el reflejo de la pantalla del ordenador crean una atmósfera de sosiego mientras tecleo una nomenclatura que resume todo un curso. Todos los indicadores (que diría un tecnicursi) apuntan a que esto es el principio del fin (de curso).

1 junio, 2014

Compartiendo pupitre se nos fue mayo

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 8:48

 

clip_image002[4]1. Aunque no es la primera vez que lo hago siguen sorprendiéndose cuando me siento en la mesa del compañero que ha faltado.

Último lunes post Primera Comunión. Seis ausencias. Comenzamos a trabajar y me doy un paseo por el aula. Me siento en la silla de uno de los ausentes, al final de la clase, mientras saludo en voz baja a los que tengo al lado: “hola, compis”. Sonrisas de complicidad hasta que los que están sentados delante van percatándose y giran las cabezas. Me levanto y me siento en otra de las sillas de los ausentes.

- Maestro, después te toca sentarte aquí a mi lado.

Cualquier cosa que se salga de la rutina y les acerque al maestro les hace ilusión. Mejor así.

2. “—Tú, Juanito —dijo repentinamente el maestro dirigiéndose a un chico—, ya se te ha caído un borrón.

Se fue hacia el chico y le dijo:

—Pon la mano.

Juanito alargó una mano llena de miedo y de tinta. Entonces el dómine empuñó el puntero y lo descargó con furia tres veces consecutivas sobre aquel remo criminal. Juanito prorrumpió en ayes desgarradores mientras sacaba la lengua y la pasaba sobre el borrón.”

Playas, ciudades y montañas – Julio Camba

clip_image002

3. Última tanda de chucherías en este mes. ***** trae la tarta y ******** reparte bolsas de golosinas. Espero que al médico del Equipo de Orientación Pedagógica (o como se llame ahora) no le dé por hacernos una analítica. La glucosa debe andar por las nubes. Sí, ya sé que no es políticamente correcto alabar el consumo de tales productos en la escuela. Pero es un añadido (pequeño y no tan peligroso) a la búsqueda de la felicidad.

Y también se acabó esta semana el visionado de álbumes fotográficos en los que aparecen posando como artistas de cine, con sus trajes de marineros, ellos, y de casi novias, ellas. Y los libros de firmas en los que dejarán sus recuerdos los compañeros de clase. Con todo ello se acaba mayo.

 

 

clip_image004

4. A veces los tópicos, las leyendas, aquello que parece decirse en tono de burla o clip_image006broma, se convierte en realidad. Incluso se legisla, porque la realidad se impone
siempre. Aquí tienen dos ejemplos de ello. Flamenco en el sistema educativo andaluz y la lengua del futuro. Pronto oiremos en las aulas una soleá o un taranto… en chino. Al tiempo.

5. Terminamos la semana realizando un simulacro de evacuación por incendio. Debe ser por el pirómano Wert.

25 mayo, 2014

Si estamos a dos velas… votemos

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 8:19

1. Tercer lunes post Primera Comunión. Siete ausencias. Caras de sueño en muchos de los presentes. Para espabilarlos recurro a alguna actividad que les devuelva a la realidad. Recordamos lo que era una frase hecha y algunos ejemplos:

- Vamos a inventar oraciones con frases hechas. Por ejemplo: estar a dos velas. ¿Recordáis lo que significa?

- Sí, maestro, significa que no se tiene dinero.

- Bien. Pues a ver… decidme.

- Maestro, yo me sé una: Estamos a dos velas porque hemos gastado el dinero en la Primera Comunión. (Bien: aplicación de la realidad a lo aprendido –pienso).

- Maestro, yo sé otra oración: Estamos a dos velas por culpa de Rajoy.

Hubo risas y los más adormilados se espabilaron.

En la bancada popular no hubo respuesta. Sonrisa

2. Lo bueno de las primeras comuniones es que traen consigo regalos para todos. El lunes, antes de irnos al recreo, ** y su hermana ****** reparten bolígrafos, el martes ****** y ** chucherías. Y todavía queda otro domingo de comuniones.

clip_image004         clip_image002            clip_image006

 

3. Llegados a estas alturas de curso, cuando los meses se acumulan, a los libros se les ve el final y las energías reservadas al trabajo escolar comienzan a estar bajo mínimos, el maestro siente la pesadumbre de luchar contra lo imposible. Porque imposible resulta motivar a un gran número de alumnos, de los que este curso acaban Primaria, y hacerles comprender que todavía quedan jornadas para aprender, para mejorar…

4. “La escuela sería mi único recurso. Por entonces, ya empezaba a sentir esa profunda e incomparable plenitud, que produce la entrega al propio oficio. Me sumergía en mi trabajo y el trabajo me estimulaba para emprender nuevos caminos. Cada día surgía un nuevo obstáculo y, a la vez, el reto de resolverlo. Los niños avanzaban, vibraban, aprendían. Y yo me sentía enardecida con los resultados de ese aprendizaje que era al mismo tiempo el mío.”

Historia de una maestra – Josefina Aldecoa

5. Dentro un par de horas volveré a sentir esa sensación de vivir en un universo fringe. Dentro de un par de horas votaré sin esperanzas en mi colegio-colegio (electoral y de enseñanza).

18 mayo, 2014

Donde manda patrón… no hay falsificación

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 7:54

1. Dice el dicho que donde manda patrón no manda marinero. Y así ha ocurrido esta semana. San Isidro, patrón de los campos y sus gentes, no ha querido trasladar su fiesta al sábado no lectivo y, al mantenerse firme sobre su arado y su quince de mayo, ha construido el segundo puente del mes. Afortunadamente los dos primeros trimestres fueron intensos en laboreo y productivos en cosecha (ya que de San Isidro hablamos). Si a eso le unimos que, por deber inexcusable, este maestro ha estado ausente otros dos días de la semana… poco puedo contarles. Tan solo que mis alumnos (no todos, bien sûr –las mayorías cien por cien siempre son sospechosas) se alegraron de verme en clase el miércoles. Hecho que es de agradecer.

2. Vuelvo el miércoles con todo planificado para estar con mis alumnos. Pero se me convoca a tercera hora a una reunión con la psicóloga escolar para hacer un papeleo sobre dos alumnas del sexto curso en el que imparto matemáticas. Lo dicho, donde manda patrón no manda marinero.

Afortunadamente la reunión termina antes de lo previsto y puedo volver a clase con el tiempo necesario para la invitación a batido de chocolate y pastelillos con los que nos obsequia ***** por su décimo cumpleaños. Ello me alegra el recreo y el resto de la mañana.

clip_image0023. Lo siguiente ocurrió hace unos meses pero algo circunstancial me ha hecho recordarlo. Y como esta semana tengo poco material…les cuento.

En la escuela siempre ha habido algún alumno que, por culpa de haber suspendido un examen o por mal comportamiento, y para escapar de una reprimenda familiar, ha intentado falsificar la firma de los padres en la notificación correspondiente. Ha ocurrido y seguirá ocurriendo.

Un día del segundo trimestre les pido la agenda escolar para comprobar si les han firmado la nota del examen de matemáticas. Un alumno, suspenso, ha recortado la firma materna de uno de los exámenes del primer trimestre y la ha pegado junto a la nota última. El trabajito, que diría un fuera de la ley en una novela de Dennis Lehane, es de tan poca calidad que el fraude se detecta a distancia. Está claro que como falsificador no tiene futuro. Y en Plástica seguro que suspende también. Le doy la correspondiente charla aunque no sirva para nada pues cuando finalice el curso, al ser repetidor, se marchará del colegio con un saco de suspensos y sus materiales de burda falsificación.

4. “Yo notaba en mi interior, desde chico, un anhelo exclusivamente contemplativo y tal vez por ello nunca me interesó el colegio, ni me interesó la petulancia del profesor, ni el tablero donde dibujaba con tizas de colores las letras y los números. Y un domingo que Padre se llegó a la capital para sacarme de paseo, se tropezó en el patio con el Topo, mi profesor, y fue y le dijo: «¿Qué?». Y el maestro respondió: «Malo. De ahí no sacaremos nada; lleva el pueblo escrito en la cara».”

Viejas historias de Castilla la Vieja – Miguel Delibes

11 mayo, 2014

Primera Comunión y sarcófago egipcio

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:04

Su Primera Comunión – Juanito Valderrama

clip_image0021. Lunes Uno post Primera Comunión: seis ausentes, 1/4 de la clase, un 25 %… ¡Y dos recién comulgados sí han venido! Así será durante todo el mes de mayo. A los presentes se les nota tranquilos, como si algo les faltase (además de compañeros). Me recuerdan aquel verso nerudiano que decía: “Me gustas cuando callas porque estás como ausente”.

2. El martes post Primera Comunión aparece **** con la tarta de gominolas que vemos en la foto. ¿Cómo puede ser que esa palabra tan dulce y sonora, gominola, siga sin estar reconocida por la Real Academia Española de la Lengua? Desconocedores de tan académico asunto dan buena cuenta de aquello que la palabra representa y nos vamos endulzados al recreo.

3. Otro asunto de semántica. Leyendo una actividad de Lengua aparece la frase “…cogiendo conchas en una playa…”. No puedo evitar sonreír al acordarme de una amiga cobloguera y porteña. Una alumna me pregunta por qué me sonrío. Evado la pregunta porque no es el momento de explicarle las curiosidades del castellano coloquial al uno y otro lado del Atlántico.

4. “El maestro Felipe Arias de Mansilla parece casi de la edad de Juan. Por más que frunce el ceño para darse empaque, sus diecinueve años se acusan en sus mejillas sin sombra de barba y en la delgadez y torpeza de sus miembros adolescentes. Camina entre los niños, la palmeta apretada en una mano. Sus ojos van de la ventana, detrás de la cual, en el descampado, crepita el sol, a la habitación vecina, que comunica sin puerta alguna con el aula. Ambos cuartos son muy modestos. El que los alumnos ocupan no posee más que los escaños toscos y un tablón que sirve de mesa al maestro.” Las ropas del maestro (Misteriosa Buenos Aires) – Manuel Mujica Láinez

clip_image004

5. Se les pide que observen la imagen y expliquen qué representa y todo lo que sepan sobre la muerte en el Antiguo Egipto. Un alumno responde: “Es un jeroglífico. Los egipcios usaban el jeroglífico para enterrar…”. Muerte y escritura , algo de lo que el ser humano no puede escapar.

6. Por estos días deberíamos estar haciéndolas. Pero todo lo que viene se va. Y en este curso no habrá Pruebas de Diagnóstico. Me parece bien porque siempre las consideré un gasto de tiempo, dinero y energías innecesarios, una irrupción molesta en el proceso educativo, un menosprecio a la capacidad de evaluación del profesorado, una burocracia evaluativa encubierta… Quedan las pruebas Escala. También deben desaparecer.

4 mayo, 2014

Oxímoron laboral y pantalones de los chinos

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:30

1. Minisemana de tres días por puente del Día del Trabajo (oxímoron laboral). Si a ello le unimos que el maestro falta uno de esos días (deber inexcusable se llama ahora el asunto) y que andamos ya de ensayos de Primera Comunión… solo queda tiempo para la contemplación y poco más. Por ello les dejo esta bonita foto (que siempre es un recurso agradable de ojear) con trabajos sobre el Puente Romano y la Primavera.

clip_image002

 

2. “Y del pasado lejano emerge en la conversación alguien a quien yo conocí en la escuela primaria, y de quien no me había acordado en muchos años, menos una cara que un nombre, Diego Medina, que era el que mejor dibujaba en mi clase, el que copiaba en la pizarra con tizas de colores los dibujos más difíciles y llamativos de la enciclopedia, Adán y Eva expulsados del Paraíso, el Cid sobre su caballo blanco, las montañas nevadas y los lagos de un paisaje alpino, una ballena resoplando en el mar.”

Ventanas de Manhattan – Antonio Muñoz Molina

 

3. Ejemplo de la globalización e influencia de la economía oriental en la competencia matemática de sexto de primaria.

En un problema de matemáticas aparece el precio de un pantalón al que se le va a aplicar un tanto por ciento de descuento. Se les dan cuatro soluciones: una mayor que el precio (que lógicamente tienen que eliminar); otra en la que el precio final es exageradamente bajo comparado con el precio inicial y el descuento que se aplica (y que, lógicamente, tienen también que eliminar); y dos soluciones que entran dentro de lo razonable, una de las cuales debe coincidir con la que ellos deben dar tras resolver el problema. Pero hay un alumno que se empeña en elegir la segunda solución (la del precio exageradamente bajo) antes de hacer los cálculos. Le pregunto por qué insiste en pensar que ése será el precio final del pantalón y me responde:

- Maestro, porque uno de ese mismo precio me compró mi madre el otro día en “los chinos”.

27 abril, 2014

Platero y… el paso del tiempo, los egipcios, etc.

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 11:22

Platero - Vicente Monera

clip_image0021. Volvemos de las vacaciones de Semana Santa. Hablan de cómo lo han pasado, dónde han estado… Hago una encuesta a mano alzada sobre los que forman parte de alguna Hermandad: 12 de 24 = 50%. Pero no todos han salido en las procesiones: alguno ha estado en la playa, a otro no le han preparado la túnica, etc. Qué difícil es compatibilizar la devoción con la vida real. Tras el recreo comenzamos con la unidad “Egipcios y romanos” . Antes de acabar les pongo un vídeo sobre el Antiguo Egipto y ellos me piden un capítulo de Martín Martín. ¿Cuál? “Martín el Egipcio”, claro.

2. No ha pasado tanto tiempo como el que ha transcurrido desde que a orillas del Nilo reinara Ramsés… pero Cronos hace estragos en la decoración escolar. Desciendo la escalera el lunes tarde y me encuentro con la imagen adjunta. La gitana ha doblado la testa y su parte posterior muestra lo que podría ser una cabeza de toro. De esa manera la casualidad y el paso del tiempo han generado la imagen de un ejemplo simbiótico de ornamentación andaluza o de la obra no comprendida de un artista moderno.clip_image004

3. Durante la semana conmemoramos el Día del Libro y el centenario de la publicación de “Platero y yo”, de Juan Ramón Jiménez. Elijo algunos de los capítulos más apropiados para una lectura colectiva en este nivel. El que más les gusta es el capítulo noveno, sobre todo por la guerra de brevas que mantienen los personajes.

4. Me declaro defensor de las nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza. Pero no de cualquier forma. No sin preparación para el profesorado, no sin que se hayan cubierto antes otras necesidades como plantillas suficientes que disminuyan la ratio, que las bajas sean cubiertas plenamente, profesorado que imparta su especialidad, maestros que impartan un horario lo más completo posible en sus tutorías, etc. Repartir ordenadores portátiles para los alumnos (antes, cuando las vacas gordas) o tabletas digitales para los colegios (ahora, con las vacas flacas) no es la solución. Dirán que están haciendo una escuela moderna pero no es así

Página siguiente »

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 73 seguidores

%d personas les gusta esto: