La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

26 agosto, 2017

Cuatro palabras para una fotografía

Filed under: Varios — Nicolás Doncel Villegas @ 11:27

 

clip_image002

Me encontré con esta foto en el facebook de una amiga virtual, Nieves de Lucas. Corresponde a una intervención del Samur Emergencias de Madrid.

Nada más ver la imagen quedé fascinado por la composición escénica que el grupo de personas conforman y por el efecto de la luz sobre ellos. Cuenta Nieves que fue “un momento muy duro: atendemos a un tiroteado en la espalda, en parada cardiaca, al que por falta de respuesta le estamos haciendo una toracotomía.”. La descripción de ese momento acrecienta el efecto de fascinación que antes citaba, aumenta la capacidad de encantamiento que la imagen transmite. Los términos médicos de esa descripción son los cimientos sobre los que se asientan los sentimientos de los sanitarios que atienden a la persona caída, al hombre invisible que se debate entre la vida y la muerte rodeado por quienes tratan de evitar el peor de los desenlaces que el espectador presencia.

Cuenta Nieves que la imagen le recuerda a las representaciones barrocas del Nacimiento. Bien pudiese ser porque hay una cierta “adoración” en los allí congregados. Ese trabajo, sacado de lo estrictamente profesional, siempre he pensado que tiene una gran carga de devoción: “Sentimiento de profundo respeto y admiración inspirado por la dignidad, la virtud o los méritos de una persona, una institución, una causa, etc.” Para mí, la imagen era la conjugación perfecta de dos de las obras más conocidas de Rembrandt: La ronda de noche y Lección de Anatomía. Aquí no está el doctor Nicolaes Tulp impartiendo una lección a un grupo de cirujanos; aquí, todo lo ya aprendido se está poniendo en práctica para realizar el mejor de los trabajos. Aquí no está la compañía militar del capitán y el teniente de impronunciables nombres neerlandeses dispuestos a vigilar la noche de Ámsterdam; aquí está un equipo médico de emergencias sanitarias dispuesto a salvar vidas en la noche de Madrid. Podríamos buscar semejanzas en la composición escénica de la imagen y los cuadros, podríamos hablar de los rostros de los personajes, del efecto de la luz sobre ellos, de la atracción que desprenden las golas blancas en los cuellos de los doctores holandeses y los chalecos amarillos en los sanitarios madrileños, etc. Pero, además de todo eso están las palabras que dan título a los dos cuadros de Rembrandt: ronda, noche, lección, anatomía. Todas ellas están en la fotografía. Y más.

clip_image004

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: