La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

4 agosto, 2017

El complot mongol – Rafael Bernal

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 9:55

 

clip_image002Decidí leer esta novela negra mexicana, muy mexicana, cuate, por recomendación de Iñigo Errejón. El político de Podemos la recomendaba como lectura de verano en una de esas listas que los periódicos elaboran cuando llega el estío. Podía haber elegido la recomendada por Javier Cercas o Pepa Bueno pero a veces uno se deja llevar por el interés que despierta el personaje recomendador.

El complot mongol no es una novela actual, fue publicada en México en el lejano 1969. Y en aquellos años de Guerra Fría, pinche guerra fría, que diría el protagonista, Filiberto García, se sitúa la trama de esta historia de colaboración entre un agente del FBI, otro del KGB y un policía mexicano. Entre los tres deben tratar de impedir un complot chino, pinche complot mongol, por el que el presidente de los Estados Unidos sería asesinado en su viaje al país en cuya frontera otro presidente USA quiere colocar ahora un muro. Pinche muro, añadiría yo a la par que Filiberto García.

A partir de ese hecho Rafael Bernal escribe una novela negra en la que el policía mexicano cumple con su papel de funcionario desarraigado, de solitario envejecido, de tonto útil para trabajos sucios, de protector de la chica desamparada, de “fabricante en serie de pinches muertos”… Pero, García es algo más. Es el tipo inteligente que está de vuelta de todo, del que sus superiores desconocen capacidades escondidas, el que es capaz de querer y respetar, el que desconfía hasta de su sombra y de las sombras de los demás. Por ello, cuando el trabajo se complica, Filiberto ve más allá de lo que la realidad le muestra.

Decía Errejón en su justificación del libro elegido que para él “no hay mejor remedio para el tedio y el calor de un largo y cálido verano que la novela negra”. Parte de razón lleva en tal justificación. La lectura ligera de este tipo de novelas soporta bien los momentos de calima mental por la que todo ser humano atraviesa a lo largo de los largos días estivales. A mí me ha entretenido, no más, con su ritmo trepidante de hechos, que se mezclan con las reflexiones personales de Filiberto García y su manera de vivir la vida, la presente y la pasada. Reflexiones en las que el sarcasmo siempre está presente porque sin él, sin la pistola del cuarenta cinco y sin la navaja de resorte, la vida es muy complicada.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: