La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

18 julio, 2017

Serenidad bautismal

Filed under: Personal — Nicolás Doncel Villegas @ 8:51

clip_image002clip_image004

Está tranquila antes de que todo comience. El vestido, con lazo y felpa rematados con ornamentos florales, ideado y confeccionado por la abuela, realza la serena hermosura de su observadora mirada y se suma al blanco de su piel.

En brazos de su tito padrino dirige la mirada al sacerdote cuando éste comienza la ceremonia del bautismo. Escucha la liturgia con el mismo interés con el que yo sigo sus gestos apoyado en una columna de la iglesia, cerca de la pila bautismal. Por un momento el sacerdote calla y ella deja de mirarlo para fijarse en sus padres. Pareciese que trata de comprender, con sus cinco meses recién cumplidos, todo lo que allí está sucediendo. Mientras los congregados tratamos de llevar con dignidad el calor que hace (siete de la tarde: en la calle cuarenta y dos grados y en el interior algunos menos, pero no tantos), ella continúa con una tranquilidad que me sorprende: no hay llanto, ni siquiera el amago de un ligero lloro o el gesto de un puchero de disgusto. Llega el momento de la ablución. La tita madrina la inclina y el sacerdote vierte el agua sobre la cabeza de Dunia mientras ella mira el fondo pétreo y gris de la pila bautismal. Cuando el riego sacramental concluye y la madrina vuelve a incorporarla ella mira a los familiares sentados en los bancos; estos sonríen al verla hacer un gesto con la boca, como si alguna gota de agua bendita hubiese escapado al clerical paño con el que el párroco ha secado la cabeza. Tras el rito del agua continúa la ceremonia con el encendido de la vela bautismal. En cuanto se percata de la llama que desprende la vela, sostenida cual antorcha por el tito padrino, la atención de Dunia no tiene otro objetivo hasta que la ceremonia concluye.

A partir de ahí fotos con los familiares. Va pasando de unos brazos a otros para posar con la misma serenidad que ha tenido durante la ceremonia religiosa. Un rato más tarde le llegará el sueño mientras los demás cumplimos con la otra liturgia, el rito laico compuesto por la ingesta de alimentos y el trasegar de líquidos que suele acompañar a todo tipo de celebraciones y ceremonias, sean religiosas o no.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: