La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

14 julio, 2017

Otra vez el “torotema”

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 10:03

 

clip_image001Maese Nicolás: Si en una de esas encuestas telefónicas que de cuando en cuando le hacen a uno me preguntaran: ¿Está usted a favor de los festejos taurinos en alguna de sus formas?, respondería sin dudar: No. De tal respuesta la empresa sociológica encargada por quien corresponda de conocer los gustos del personal deduciría que uno es antitaurino. Pero, si a la media hora, en otra encuesta de la misma empresa, me preguntaran: ¿Prohibiría usted cualquier tipo de festejo taurino?, respondería sin dudar: No. ¿Contradicción? Puede que sí. O no. Hay tantas razones, tantas veces repetidas, a favor o en contra de los toros que no encuentro las mías para convencer a nadie. Ni al taurino ni al antitaurino.

Tan solo una vez asistí como espectador a uno de esos festejos. Me llevo mi padre siendo yo un chaval adolescente. Novillada en uno de los días de la feria del pueblo. En una plaza portátil toreaba (novilleaba) un paisano que por aquellos años finales de los sesenta quería ser figura del toreo. El Feo, creo recordar que se hacía llamar el aspirante a maestro de la tauromaquia. Con ese nombre no me extraña que no hiciese carrera. Fue mi primera y última vez. Quedé vacunado para siempre de ese “espectáculo”.

Los “sanfermines”. De las grandes fiestas patrias es la que menos me atrae. De siempre. Verdad es que nunca he estado. Tampoco he estado en la Feria de Abril o en Las Fallas. No soy de ferias y fiestas. Pero puestos a elegir (siempre que fuese invitado; no pienso gastar un euro en tales algarabías) prefiero ver arder (y ver antes de arder) una falla valenciana, o ver a una joven sevillana bailando una ídem (música que no llego a aborrecer pero casi) que asistir al desmadre de borracheras, apretujones y gente que corre delante de unos toros a sabiendas que puede ser pisoteada, corneada…

Y después de muchos comentarios por parte de los coblogueros, finalizo:

Bueno, pues ya está casi todo dicho. Otra vez, una vez más. No sé si queda algo por decir, quizás aquello del aporte léxico taurino. Pero, vamos que unas cuantas palabras y expresiones no se pueden canjear por una estocada mortal. Así que… vistos todos los argumentos a favor y en contra del asunto que nos trae uno sigue en su limbo taurino; no ver, ni apoyar, pero no prohibir.

A ver si cuando salga el torotema la próxima vez alguien encuentra una razón que me decante hacia un lado u otro: ganas tengo de comprarme un abono de sombra en Los Califas o embadurnarme con falsa sangre, a pecho descubierto y con unos cuernecillos de plástico sobre las sienes frente a la Puerta del Príncipe.

En el Blog de Antonio Muñoz Molina: Un desconcierto

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: