La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

14 junio, 2017

Canadá – Richard Ford

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 10:04

 

clip_image002Me gusta que un libro tenga un comienzo impactante, un arrancar llamativo para el lector, un inicio que enganche a la lectura. Ya habrá tiempo para que llegue el desengaño, para que desaparezca el interés, de que aquello que parecía irresistible se vuelva anodino. O puede que eso no suceda, y lo que comenzó bien siga así. Sea lo que tenga que suceder, por lo pronto, uno disfruta de ese comienzo rotundo.

Este “Canadá” es uno de esos libros de inicio poderoso: “Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres. Y luego lo de los asesinatos, que vinieron después. El atraco es la parte más importante, ya que nos puso a mi hermana y a mí en la senda que acabarían tomando nuestras vidas. Nada tendría sentido si no contase esto antes que nada.”

En ese comienzo está también otra de las características del libro. El autor nos adelanta con frases breves lo que va a suceder. Y lo hace a menudo. Pero ello no es obstáculo para que la intriga permanezca. Y en ese reto, Ford sale victorioso.

Por lo pronto sabemos que los padres del narrador, un adolescente estadounidense que cumple quince años en 1960, van a atracar un banco. Sabemos también que va a ver unos asesinatos. Y hasta llegar a cada uno de esos hechos determinantes habrá que esperar, habrá que devorar páginas y páginas de una historia muy bien contada. Cada uno de esos hechos dan vida a las dos partes del libro. Hay una tercera, un epílogo, una coda, en la que el joven Dell, con sesenta años, vuelve a reunirse con su hermana gemela. Pero, como bien dice el protagonista: “el atraco es la parte más importante”. Para mí también es la mejor parte del libro. Porque la segunda, obviamente, es consecuencia de la primera. Pero no es hija de ella, se alimenta de lo sucedido hasta conformar una nueva historia que no alcanza el grado de perfección literaria que tiene la primera.

Hay una enorme reflexión sobre la vida en este libro. Hay una desaparición del amor, hay un estudio sobre el valor que tienen ciertas decisiones que se toman, hay la afirmación de que ciertas personas acaban haciendo lo que siempre han querido hacer (independientemente de la legalidad, e incluso de la moralidad de esas acciones), hay un tratamiento exquisito de los paisajes en los que los protagonistas deciden asentarse, etc. Hay tantas cosas positivas que “Canadá” es una de las buenas lecturas, de las grandes novelas que he leído últimamente.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: