La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

1 junio, 2017

Llueve sobre la memoria

Filed under: En otro lugar — Nicolás Doncel Villegas @ 11:00

Apetece pasear junto a los viejos paños de esta muralla que tanto ha tenido que ver y soportar. Una hora antes ha caído uno de esos chubascos desatados; una lluvia que es una maravilla, según dice el dicho que tal sucede en esta ciudad. Afortunadamente nos cogió resguardados haciendo la compra en un supermercado y, mientras la gente se asomaba a la puerta para ver caer el agua y esperar a que pasase el chaparrón, dos cajeros (hombres que trabajan en las cajas cobradoras del supermercado) comentaban entre ellos:

Esto es ná, ya mismo se pasa. ¡Qué te lo digo yo!

– Ya, pero, por lo menos los naranjos se riegan, mi arma.

Ahora, pasado el breve e intenso aguacero que ha dejado los naranjos regados y algunos charcos en las aceras, caminamos con paraguas que ya son inútiles pues el sol ha salido bravío y no es cosa de usarlos como parasoles cual si fuésemos pálidos turistas japoneses. Paseamos junto a esos viejos paños de muralla que antes citaba, esos que acaban fronteros a la basílica de la Macarena. Aunque mi santa siempre está dispuesta a rezarle algo, y de paso pedirle que se le cumpla algún buen deseo, a esta Señora de Sevilla, en esta ocasión es a mí al que le apetece entrar en templo tan sagrado y en tan elevada consideración tenido por muchos de los habitantes de esta ciudad. El motivo de mi interés es la memoria histórica. En los últimos días, por la ley de esa memoria histórica, había visto en la noticias que ciertas calles de Madrid iban a cambiar de nombre y que el medallón con la figura de Franco en la Plaza Mayor de Salamanca sería retirado. También estaba reciente la votación en el Congreso de los Diputados sobre el Valle de los Caídos y la posible exhumación de los restos del dictador allí enterrado. Y, por último, en el lugar al que ahora me disponía a entrar se encontraba otro motivo de polémica que era consecuencia de esa misma ley. Cuando el año pasado, en días de Semana Santa, entré un par de veces en tal lugar, debido a la gran afluencia de personal que allí se congregaba, pasó desapercibido para mí el motivo de esa polémica de la que antes hablaba: el enterramiento del general franquista Queipo de Llano. Este militar rebelde está enterrado no a los pies de la Macarena, como dice el titular de la noticia, sino en una capilla lateral. Y ahí sigue quien se jactaba de sus “hazañas”, quien, por ejemplo, alababa que sus soldados violasen a las mujeres republicanas.

Sentado en uno de los bancos de la basílica le comento brevemente a mi hijo la historia sobre la que ahora escribo antes de salir del templo para que el sol despeje con su luminosidad de primavera todo el negro pasado que muchos vivieron.

clip_image002clip_image004

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: