La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

25 mayo, 2017

La mula–Juan Eslava Galán

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 12:44

 

clip_image002Vuelvo al prolífico Eslava Galán para leer esta novela que fue multipremiada hace ya unos años. La mula no es una novela sobre la Guerra Civil, aunque esté ambientada en ella. Es más una novela de la gente sencilla que de pronto se halla inmersa en una situación que le viene grande y a la que tiene que adaptarse usando los principios que guían su vida. Es también una novela escrita con el sentido del humor que caracteriza al autor de Arjona (tan sólo hay que recordar sus historias contadas para escépticos; y hay varias), pero de un humor que a veces entristece cuando los personajes tienen que recurrir a él, a la ironía, al sarcasmo, para sobrevivir en esa situación tan triste, tan demencial como es una guerra civil.

A mí la lectura de La mula me ha traído recuerdos de infancia, recuerdos que la memoria atesora cuando en las frías noches de invierno, al calor de un brasero de picón, mi padre contaba su pasar por el frente de guerra que había desde Villafranca a Lopera. Y no es extraño que así suceda porque el autor se ha basado en la experiencia que su padre vivió en esa guerra como cabo acemilero, el encargado de las mulas que lo mismo transportaban material bélico hacia el frente que recogían a los heridos para llevarlos al hospital de la retaguardia. El protagonista vive la guerra en el frente de la sierra norte cordobesa, en el Valle de los Pedroches, pero su peripecia militar le lleva a pasar por mis pueblos de nacimiento y de residencia, por la capital cordobesa donde vive una situación tan esperpéntica que el lector no tiene más remedio que reír al leerla, y llegar hasta Burgos, capital de la zona nacional, para vivir el culmen de una heroicidad que no es tal. En todas esas vivencias uno vuelve a recordar aquellas historias que siendo niño creía exageradas, como la de que los soldados de los bandos enfrentados preguntasen a voz en grito por familiares o conocidos desde sus respectivas trincheras; o que llegasen a encontrarse a escondidas de los mandos para intercambiar las escasas vituallas que tenían o cartas para los que habían caído en el bando equivocado por el azar de la geografía y la sublevación militar; o a confirmar palabras que uno creía inexistentes como aquellas “bombas Lafitte” que sí que existieron.

Usando la caricatura y la parodia Eslava Galán crea situaciones que, aun pareciendo exageradas, no estaban nada lejos de la realidad que se vivió en aquella guerra. De una parte de la realidad, claro está, porque la otra, la de la barbarie sin igual, la del rencor que llevaba al deseo del exterminio del otro, ésa también existió. Por eso, por quedarse en la parte más amable de lo ocurrido en aquellos años, aunque sin obviar las penurias que pasaban los protagonistas de esa historia, uno lee La mula disfrutando de las “aventuras” de ese cabo acemilero que siendo pobre se pasó al bando derechista para conocer una vida que no había sido la suya y que, cuando acabase la guerra, tampoco lo sería.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Gran escritor Juan Eslava Galán, arjonero, como yo ya casi, jijiji

    Comentario por Juan — 27 mayo, 2017 @ 0:13 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: