La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

20 mayo, 2017

Crónica de las arenas – Juan Villa

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 10:10

 

clip_image002Vuelvo a esos parajes situados entre la desembocadura del Guadalquivir y la ría del Tinto – Odiel. Vuelvo a esas tierras anegadas, a esos arenales, a esa costa abierta. Vuelvo a ese mundo creado por Juan Villa. Aunque éste fue el primero de los libros publicados de esa trilogía de Doñana (llamémosla así) es el segundo que leo por hacerlo cronológicamente según suceden las historias contadas en ellos. Si en el primero que leí, “El año de Malandar”, andábamos por aquel año convulso del final del reinado de Alfonso XIII, cuando ya se intuía la llegada de la II República, en éste nos encontramos en los primeros años de la post Guerra Civil.

Aunque hay una mirada atrás que nos permite situar al protagonista en plena guerra la historia aquí contada pertenece a aquellos años en los que los ganadores campan a sus anchas por la España vencida. Y uno de esos vencedores es ese personaje que cree en la España imperial que resucitará de sus cenizas, que confía ciegamente en el Caudillo, que se reviste de una moralidad católica a ultranza, que se cree guía de sus inferiores y que no dudará en aplicar todo su credo en la tarea que tiene encomendada: transformar aquellas tierras indómitas en un vergel de eucaliptos que abastezcan de madera a la Nueva España y transformar a aquellas gentes indómitas en mano de obra que le sirva para cumplir su Destino. Y junto a él otros personajes que dan vida a quienes sobrevivieron a la guerra como vencedores: el falangista puro que se siente traicionado por el nuevo régimen surgido de la Victoria, el cura hedonista y desengañado que ya sufrió bastante en los años de la República, el muchacho nacido en la pobreza y que será elegido para ser alguien en la vida, los forasteros que ya están demás y molestan para la empresa encomendada… Personajes tan perfectamente delimitados que uno siente que parecen salidos de un buen western.

Se hace fácil y agradable esta segunda lectura de Juan Villa. No hay tanta dedicación a la naturaleza semisalvaje del lugar como sucedía en “El año de Malandar”, pero el paisaje de aquella primera lectura permanece como un decorado secundario en ésta.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: