La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

10 abril, 2017

De mercería en mercería (2/2 – Regina)

Filed under: En otro lugar — Nicolás Doncel Villegas @ 11:41

clip_image002

Al contrario que La Central, Regina es una mercería moderna, amplia, luminosa, de grandes escaparates y atractivos expositores que muestran todo el material que allí se puede adquirir: tiras bordadas, cintas de satén, multicolores, madejas de lana, flecos volanderos, pasamanería en general, cremalleras de todos los tamaños y colores, cordones de oro y plata, bobinas de hilos, alfileteros y agujas etc.

Si en La Central, estando con mi santa, tuve que hacerme a un lado y quedar arrinconado cuando entró otra clienta, en Regina me siento en un cómodo silloncito mientras observo el trajín de compradoras que entran y salen del comercio.

El local está dividido en dos partes. En la sección en la que estamos atienden a la clientela dos dependientas. Me llama la atención la más joven porque viste de negro riguroso, incluido medias y botines, y muestra una tez pálida tan solo coloreada en los pómulos y los labios, muy afín a ese estilo gótico de tribu urbana. La veo moverse desde los mostradores, que aquí son modernos y abiertos, a los expositores y el contraste entre su imagen Felipe II y el colorido de los productos que maneja es más que llamativo. Atiende a mi esposa pero no encuentra las repuestas a lo que la clienta precisa. La otra dependienta, algo más mayor, se desenvuelve con aires de conocer bien el negocio. La oigo resolver las dudas que mi santa le plantea utilizando un lenguaje concreto y un vocabulario de mercería y costura tradicional que indican su conocimiento del asunto.

Concluido el trato de compra y arreglo, y antes de abandonar la tienda, a la que tendré que volver, hago disimuladamente una foto que refleje el multicolor y moderno ambiente del local. Ya en la calle pienso en la diferencia con la mercería La Central, aun tratándose del mismo tipo de comercio. Pienso también en la persistencia de estos negocios “de toda la vida” a pesar de la modernización. Sobreviven y tienen su clientela de mujeres (no vi ningún hombre comprando en estas mercerías) que siguen haciendo labores manuales en la confección o el ornamento de vestimentas, destinadas a ser lucidas en algún día señalado, o también para adornos de menaje del hogar.

Pasados unos días vuelvo a Regina y tan solo advierto un cambio. Suena música ambiente: una marcha procesional. No me extraña porque eran vísperas de Semana Santa y en el comercio, sin ser especialista en el ramo de la Semana Grande, se venden algunos accesorios para nazarenos y penitentes. Lo extraño es que concluidos los sones semanasanteros se escuchan unas alegres sevillanas. Pienso que la concatenación de músicas es ejemplo del tiempo que se avecina en estas Tierras del Sur: pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor; pasión, vida y deleite del ánimo y los sentidos.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: