La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

6 abril, 2017

Y para beber póngame dos Coca-Colas

Filed under: Menú del día — Nicolás Doncel Villegas @ 15:40

 

clip_image002Otro menú del día completo: verdura, carne, fruta y espumeante refresco. Vamos con él.

Qué sí. Qué ya sé que gentes de los partidos en los gobiernos (en el del Estado de Aquí y en el de la Comunidad de Aquí) se han “bebido” ilegalmente hasta la sangre que corre por nuestra venas; y que se han comido ilegalmente la “pasta” y las mariscadas correspondientes en negocios corruptos y en corruptelas de una sinvergonzonería sin par. Y por ello los maldigo en silencio, para que ningún tribunal me escuche, y los castigo con mi voto cuando me convocan a elecciones. Qué todo ello lo tengo muy sabido, qué no necesito que nadie me lo recuerde ni explique.

Por ello uno está atento a los nuevos, a los que vinieron para subvertir (ese verbo que tanto asusta según los límites que se les pongan a sus acepciones) el orden establecido. Por ello, también, uno se decepciona cuando los recién llegados cometen errores que desvelan maneras preocupantes, hechos que no son de la transcendencia de lo ocurrido en este país en los últimos años pero que dejan entrever una distorsión entre lo que se predica y lo que realiza. Ya saben, aquello de si las apariencias engañan o no; aquello de que la mujer del César no solo debe ser honesta sino también parecerlo, etc.

Viene todo esto a cuenta de los sucedido con el senador Ramón Espinar y la Coca-Cola. El grupo político al que pertenece su señoría senador, Podemos, había pedido la retirada de los productos de tal marca en tan alta institución debido al conflicto que la refrescante marca mantiene con los trabajadores de la misma. La Mesa del Senado había rechazado tal petición porque existía firmado un contrato que no se podía infringir. Poco después, el portavoz de Podemos se saltaba el boicot, la petición y todo el guirigay cocacolero y se pedía dos Coca-Colas, dos, para digerir mejor su almuerzo. Lo dicho, no es lo mismo predicar que dar trigo, no es lo mismo presentar una petición de boicot que beberse un par de Coca-Colas. Sobre todo habiendo Pepsis.

Y vuelvo al principio. Ya sé que el senador Espinar no se ha ido a tomar una Coca-Cola con el delegado de esa empresa, parodiando al juez que investigaba al presidente de Murcia y se tomaba una cerveza con un dirigente del PP de esa región, pero hay que guardar las formas. No se puede ser tan torpe porque la Gente puede llegar a pensar que nuestros dirigentes políticos dicen una cosa y hacen otra. Y eso no es así, ¿o sí?

A %d blogueros les gusta esto: