La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

28 febrero, 2017

De la Guarde al Congre

Filed under: Menú del día — Nicolás Doncel Villegas @ 11:15

 

clip_image002

Si hay un mundo, un espacio, un escenario (que se diría ahora), en el que el lenguaje ha evolucionado en los últimos tiempos con la llegada de una terminología con intención redentora, ese es el mundo de la enseñanza. Y lo hace constantemente (al menos hasta que hace unos meses dejé tal “escenario”). Nuevas palabras sustituían a las que había llegado hacía muy poco para acabar diciendo lo mismo que se decía desde hace muchos años. Lo importante no era lo que se decía sino cómo se decía. Si uno utilizaba la terminología novedosa parecía un maestro más moderno, más preparado, más inteligente. El profesor Moreno Castillo, que ha tratado estos asuntos, acusaba de ello a lo que él llama Secta Pedagógica, la cual utiliza un “lenguaje vació”, una “jerga pseudocientífica”, hasta tal punto que: “El peligro de un lenguaje tan bien engrasado es que nos puede hacer creer que estamos hablando de algo cuando no estamos hablando de nada.”

He recordado todo esto cuando hace unos días vi a la diputada Montero corregir al diputado Cantó de la siguiente manera: “No se dice guardería, porque en esos espacios no se guardan a los niños y a las niñas, sino que con mucho trabajo se educa y coeduca”.

Desaparecida la lección ahora le toca el turno a la guardería. Habría que decirle a la diputada Montero que el DRAE, en su tercera acepción, dice:

– Guardería infantil: Lugar donde se cuida y atiende a los niños de corta edad.

Nada de guardar: cuidar y atender, dos verbos, cuando hablamos de niños (y niñas, bien sûr) menores de tres años, tan necesarios, o más, como el educar. Además, que la lengua es algo tan vivo, algo tan de la calle y la gente que, Real Academia aparte, hay que respetar ese lenguaje coloquial de los miles y miles de progenitores que cada mañana llevan a su criaturas a la “guardería”; incluso a los que dicen llevarlos a la “guarde”, recorte de letras que el pueblo llano y sabio puede permitirse sin que nadie venga a reñirle cual si fuese la señorita Rottenmeier. Habría que decirle, además, que cuando se educa va implícita la coeducación, no es necesario ese pleonasmo. Y habría que decirle, por último, que su propia formación política lleva en su programa la palabra guardería.

clip_image004

Anuncios

3 comentarios »

  1. Si es que estamos tontos, Nicolás, cada día más tontos.

    Comentario por Angela — 1 marzo, 2017 @ 1:51 | Responder

    • Los políticos de los Estados de Allí, Ángela, ¿se enredan tanto como los de Aquí en esa corrección política del lenguaje?

      Comentario por Nicolás Doncel Villegas — 4 marzo, 2017 @ 17:51 | Responder

      • En eso precisamente, no. Aquí se le sigue llamando “daycare”. Pero no te engañes: idiotas hay en todas partes. Y lo peor es que yo creo que la Humanidad se idiotiza cada vez más. O seré yo, que me estoy haciendo vieja. ¿Dónde habrá quedado eso de “llamar al pan, pan y al vino, vino”?

        Comentario por Angela — 5 marzo, 2017 @ 0:41


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: