La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

27 febrero, 2017

El libro de las ilusiones – Paul Auster

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 11:51

 

clip_image002Antes, si un libro no me enganchaba cuando comenzaba a leer intentaba resistirme para no abandonar esa lectura. Ahora, como el tiempo aprieta y no está ya uno en edad de gastar inútilmente el que resta, si tal cosa ocurre lo cierro sin darle otra oportunidad y busco otro que me satisfaga. Lo que nunca me había sucedido es que eso me pasase con dos libros seguidos. Pero así ha sido. De golpe y porrazo, en un abrir y cerrar de ojos, y todas las expresiones tópicas que ustedes quieran, he rechazado dos libros nada más haber leído algunas páginas de los mismos. Los condenados han sido “Niveles de vida” (Julian Barnes) y “Herzog” (Samuel Bellow); y ello, habiendo degustado de éste último autor una novela como “Carpe diem”. Pero, pasa el tiempo y no estoy ya para sobrellevar experimentos con las formas literarias ni para darme un baño de existencialismo pesadumbrista (si es que tal cosa existe). Así pues, al verme en tal desamparo lector lo mejor es recurrir a un valor seguro, que diría el asesor financiero: Paul Auster.

“El libro de las ilusiones” es una novela cien por cien austeriana. Una de esas historias que se adentran en otra como si fuese una muñeca rusa; la de un actor cómico de cine mudo a principios del siglo XX que desaparece y la de un escritor que para salvar su vida, tras una tragedia personal, y sesenta años después, encuentra en aquél un motivo para no acabar en el abismo. Esas dos historias se relacionan a la perfección y de esa armónica relación surgen páginas de magnífica lectura como son, por ejemplo, cuando Auster nos cuenta dos de las películas mudas del actor desaparecido. En la narración de una de esas películas, la que se titula “Don Nadie”, uno parece estar viéndola, sentado en una butaca de un viejo cine por cuya pantalla desfilan los protagonistas de la historia.

Terminada la lectura uno agradece la decisión tomada. Ha olvidado el desencanto de haber rechazado dos libros que seguro alegrarán la vida de otros, que encontrarán en ellos lo que este humilde lector no supo encontrar. Y, al mismo tiempo, uno siente la satisfacción de haber disfrutado unas horas con otro libro más de este autor que, como otros, siempre está ahí.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: