La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

11 febrero, 2017

Gavilán o paloma

Filed under: Menú del día — Nicolás Doncel Villegas @ 9:56

clip_image002

Los dos antagonistas celebran este fin de semana sus congresos. Después de que la naranjada de Rivera se quedase en un zumo puramente liberal, sin aditivos socialdemócratas, y mientras los socialistas de… , vaya usted a saber de quién, esperan tiempos más cálidos para reunirse y elegir el próximo líder o lideresa a quien defenestrar, el morado podemita y el azul pepero colorearán los informativos y las redes sociales durante este fin de semana.

La muchachada efervescente anda buscando la cuadratura de los círculos lanzándose berenjenas a la cara desde hace ya un tiempo. Asentados como tercera fuerza política, y en espera de ser la segunda con derecho a asaltar cielos y palacios, se han soltado coletas, rastas y melenas para dejar bien claro que las amistades universitarias de otros tiempos han pasado a ser navajazos dialécticos en estos otros en los que todo parece valer si de mandar, ay, se trata. Qué lejos quedan ya las promesas que se lleva el viento, qué lejos aquel caminar por pasillos en un solo grupo. Toda la transversalidad pregonada se ha transformado ahora en flechas que atraviesan el mensaje del otro. La politología, esa ciencia que nadie parecía conocer antes de que estos profes saltasen de las tarimas de las aulas universitarias a los decorados de los programas televisivos de tertulias políticas, ya no rezuma teoría sino práctica pugilística. Hablan y hablan, discuten con esa oratoria fluida que dios y tantas asambleas le han dado, parlotean a velocidad de vértigo diciendo que dejarán de hablar de sí mismos para acto seguido volver a caer en el mismo pecado. Afortunadamente el momento ha llegado y tendrán que elegir entre gavilán o paloma.

Y luego están los otros, los seguidores del señor de la indolencia, aquél que deja fluir las aguas del río, sean estas mansas o de corriente brava, el señor de la incuria calculada. Para ellos el fin de semana será una reunión de amiguetes, de delegados que eligen al presidente, igual que el alcalde elige a los vecinos (o lo que sea). Se reunirán, hablarán de sus cosas, tomarán café y copa, como toda la vida se ha hecho después de un buena comida. Y que el mundo siga girando y las aves volando porque, al fin y al cabo, su mayor dilema ya lo han resuelto. ¿Qué cuál es esa disyuntiva? Los más jóvenes no lo recordarán pero hubo una canción por los años setenta del pasado siglo que tuvo éxito en los bailes agarrados; la cantaba Pablo Abraira y se titulaba… “Gavilan o paloma”. Ese dilema de los acólitos del señor de la apatía, al igual que el título de la canción, trataba de discernir qué clase de plumífera era el logotipo del partido: charrán o gaviota. Y ya lo han resuelto: es un charrán, “un ave marina que vuela alto mientras que la gaviota es un ave carroñera que vuela bajo y va comiendo la basura”, dice la noticia con un mensaje ideológico que hasta el más torpe de los politólogos entendería. Así que, asentado lo fundamental, todo lo demás (para ellos) es discutir por discutir.

 

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: