La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

16 enero, 2017

Pálidas nubes en azulados horizontes

Filed under: Desde mi sombrilla — Nicolás Doncel Villegas @ 10:15

 

clip_image002Asustan las mujeres y los hombres del tiempo con sus informaciones. Hablan de la llegada de una ola de frío polar como si fuese el advenimiento de una plaga bíblica. Y hasta un cierto punto tienen razón. Sobre todo cuando ve uno a los refugiados sirios que sobreviven en las precarias tiendas de campaña de los campos griego o serbios, haciendo cola sobre campos nevados para poder tener un plato de comida caliente. ¿No habrá pabellones deportivos u otros lugares en los que asistir a esas personas y darles un mínimo de comodidad ante situaciones climáticas tan adversas? Viendo esas imágenes uno se siente afortunado (una vez más) y siente, también, vergüenza por pertenecer a una sociedad (europea, occidental…) incapaz de tomar medidas que alivien el penar de otras gentes.

Paso estos días a orillas del Mediterráneo, ese mar inclinado (no por ningún cataclismo natural sino por el pulso de mi santa fotógrafa) que aparece en la imagen. Disfruto de sus azules y de sus agradables temperaturas; sobrellevo el viento que a veces sopla con desmesura e hincha mi camiseta hasta hacerme parecer más fuerte de lo que estoy en realidad. Aprovecho para caminar por el paseo marítimo en este mes de enero en el que, por primera vez en muchos años, no hubo vuelta al colegio tras las vacaciones navideñas. Era ése un regreso temido, incluso peor que el de inicio de curso, porque conllevaba el volver a madrugar con el frío tras pasar unos días al calor del dulce hogar y al disfrute de los dulces navideños. Este año mientras antiguos compañeros y alumnos se encaminaban a las aulas yo me encaminaba hacia el litoral, ese lugar capaz de levantar el ánimo y las temperaturas. Y aquí estamos, sobrevolado por aves que juguetean con el viento y por nubes que se asoman para decorar con tonos de grisácea palidez los horizontes azulados.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Mi buen amigo Nicolás cuando viaja, imagino que irá provisto de una buena remesa de libros… Dos libros de Pla tengo preparado yo para el próximo fin de semana en La Antilla, además de uno de mis fieles acompañantes que siempre me acompaña en estos viajes,El atrevimiento de mirar de AMM…y que sople el viento, me da lo mismo.

    Comentario por Paco — 16 enero, 2017 @ 10:27 | Responder

  2. Desde hace un tiempo el libro digital es mi compañero inseparable, Paco. Para los bibliófilos como tú debe ser un pecado grave, pero para la movilidad y la facilidad lectora en los lugares y condiciones adversos es una bendición. 🙂
    La pantalla que tengo entre manos: Manual para mujeres de la limpieza (Lucia Berlin), una colección de cuentos muy recomendable.

    Comentario por Nicolás Doncel Villegas — 16 enero, 2017 @ 10:38 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: