La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

12 enero, 2017

Desearía saber lo que tú ves

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 11:07

 

clip_image002La apreciación de una obra de arte tiene siempre un alto componente de subjetividad. Calificar las obras modernas que los artistas exponen en museos, galerías, etc. se me hace cada vez más difícil. Algunas despiertan en mí un placentero sentido de la belleza; otras, me dejan indiferentes; algunas me desconciertan y las hay también que despiertan desasosiego o rechazo.

Viene esto a cuento de la obra (fotografía adjunta) que un cobloguero mostró en el Blog de Antonio Muñoz Molina: Química de los objetos, y que trajo consigo los comentarios que siguen.

Ángela: Me gusta estéticamente, pero además me invita a seguir mirando, a pensar en su significado. Se me ocurre que, a veces, lo que sale de la máquina de escribir (o sea, lo que expresamos) es destructivo, incluso siendo bello. Esa máquina de escribir sería, en realidad, una destructora de documentos. Sería la herramienta que destruye la verdad, pero también la que destruye la mentira.

¿Qué veis vosotros en esa obra?

Maese Nicolás:

– Juez anti corrupción: La “máchina antecessor” al ordenador de un partido político español.
– Novelista: Una novela que titularé “La vida etérea del confeti”.
– Futbolista: La serpentina que lanzaron cuando ganamos la Liga.
– Filósofo: Un ensayo filosófico que titularé “Escribe en negro el color de la existencia”.
– Ecologista: El arco iris devorado por el chapapote.
– Militante gay: El arco iris devorado por la intolerancia de la oscuridad.
– Politólogo: Las diversas formaciones políticas (incluida la magenta UPyD) escapando de la negra dictadura.
– Nacionalistas periféricos: Las nacionalidades históricas independizándose del férreo control del Estado de Aquí.
– Militante del ISIS: Los pecados de los infieles degollados por nuestra fe.
– Millenial: Increíble lo que podían hacer nuestros padres con sus viejos cacharros.
– Maese Nicolás a sus alumnos: Mirad esa vieja máquina de color negro. Antes de que ella existiese hubo quienes escribieron con viejas plumas mojadas en negros tinteros. Ahora, vosotros podéis escribir en modernos ordenadores de negro teclado. A quien escribió con esa máquina le sucedió igual que a quien escribió con la pluma. Y a vosotros os puede suceder igual: si la historia que queréis escribir os sale de lo mejor de vuestra imaginación, si vuestros pensamientos se transforman en cuentos o novelas que algunas personas desean leer, todo lo que escribáis hará el mismo efecto que miles de serpentinas coloreadas, alegrarán la vida de vuestros lectores.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: