La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

20 diciembre, 2016

Pueblerino que al horizonte miras

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 10:53

 

clip_image002Los que somos de pueblo sentíamos como un estigma el no haber nacido en una ciudad cuando teníamos que relacionarnos con los urbanitas. Igual les ocurría a los que vivían en el campo cuando se relacionaban con los del pueblo. Ser de pueblo, ser pueblerino, conllevaba el valor añadido del catetismo. Estoy hablando del siglo pasado, muy pasado. Afortunadamente las cosas cambiaron y uno comenzó a detectar que había pueblerinos y catetos en la ciudad, gentes que hacían de su barrio algo parecido a un gueto, gentes que no veían más allá de los límites del puente o del parque a partir de los cuales había otro mundo dentro de su propia ciudad. Y ello venía determinado, en muchos casos, por aquello tan marxista de las clases sociales.

Asentado pues que pueblerinos y universalistas los había por doquier, el asunto este del catetismo se relacionó con el viajar. Quien viajaba era persona de mente abierta, conocedor de sus semejantes, etc. Quien no lo hacía era persona encerrada en su microcosmos de pueblo o barrio, incapaz de una mirada que facilitase la comprensión de los demás. Afortunadamente las cosas cambiaron y uno comenzó a detectar que había gentes muy viajadas incapaces de ver más allá de lo que esperaba ver y de lo que ya conocía. Y había gentes que no habían salido de su habitación y mostraban mayor comprensión de lo universal que aquellos cuyos pasaportes lucían innumerables sellos fronterizos.

Ya ni siquiera comparto el matiz negativo que se asocia a pueblerino, cateto o provinciano; o el matiz positivo que acompaña a urbanita, viajado y cosmopolita. Tolero a quienes presumen de que su pueblo, su barrio, su ciudad, su región o su nación son lo mejor del mundo; y detesto a quienes tratan de convencer a los demás de que su pueblo, su barrio, su ciudad, su región o su nación son lo mejor del mundo, y con ello imponen no sólo esa opinión sino algo más a los demás.

En Blog de Antonio Muñoz Molina: Los catetos

Anuncios

2 comentarios »

  1. Pero bueno! Si llevo diez días detrás de un escrito sobre este tema,en el que coincidimos absolutamente en todos los términos en los que tan bién te expresas!
    Abandonó.
    Yo, también sufrí el estigma.

    Comentario por Paco — 20 diciembre, 2016 @ 11:59 | Responder

  2. Jejeje, gracias Paco. Yo cada vez me siento más un pueblerino de mirada amplia. O, al menos, lo intento.

    Comentario por Nicolás Doncel Villegas — 20 diciembre, 2016 @ 12:51 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: