La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

22 noviembre, 2016

Ser consecuente (sin Trumpear)

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 16:32

 

 

clip_image002Maese Nicolás: Releo (por tercera vez) el artículo “¡Peligro: Democracia!” y no encuentro en él nada que pueda relacionarlo con esta afirmación: “Que Savater se haya sumado a esa mezquina alegría hispánica por la desolación de los que nos sentimos injuriados y amenazados por Donald Trump me produce una gran tristeza.”
O estamos hablando de otro artículo o mi decadencia neuronal es definitiva.

Qué Trump es como es no es un descubrimiento. Él mismo se define. Y lo lleva haciendo muchos años. Pero lo peor no es el líder sino los millones que lo han votado. Y ahí entra en juego el sistema. El que tenemos y el que permite que personajes como el Señor de la Torre Dorada llegué a donde ha llegado. Savater dice que esa es la grandeza del sistema. Hay quien piensa que esa es la enfermedad del sistema. Qué más da: es el sistema. Y si no nos gusta puedo cambiárselo por otro, como decía Groucho de sus principios. Oiga, pues no. Prefiero que no me lo cambie por otro, que éste es el que me gusta. Aunque por sus rendijas o por sus cloacas se cuelen personajes como don Donald. Lo que prefiero es que desde dentro del sistema se elaboren respuestas para que los impresentables, demagogos, populistas de cualquier signo, ideología o cuenta corriente no lleguen a los despachos ovales o tomen al asalto los cielos de los palacios monclovitas. Lo que prefiero es, como dice Savater, que dejemos de regañar a las gentes constantemente porque no saben elegir y que tratemos de educarlas para argumentar y comprender.

La Serapia: Maese Nicolás, si el meollo es ese artículo, que no lo sé, ha sido una suposición, creo que se puede entender por “mezquina alegría hispánica por la desolación de los que nos sentimos injuriados y amenazados por Donald Trump” cuando Savater dice por ejemplo (además de lo que se sobreentiende) cosas tales como “confieso sentir un perverso placer” y “me alegro de que tal desvío pueda ocurrir”. No quita para que aborrezca a Trump, pero insiste en que es bueno que pueda ocurrir. Y sí, estrictamente lo mismo tiene razón, que será un síntoma de que la democracia funciona que cualquiera pueda alcanzar el poder, pero desde mi punto de vista es darle una vuelta de rosca más de la necesaria al asunto por pura exquisitez, además de que para mí, dentro de una democracia que funcione va implícito que un Trump no llegue al poder, si no, ya se ha escacharrado por alguna parte. Lo mismo que el hecho de que los corruptos en España vuelvan a manejar el poder. Algo no va bien ¿Por qué pasa eso? Pues no creo que sea sólo por culpa de los corruptos.

MJGE: Iba a hacer un comentario muy similar al que ha hecho Nicolás, sobre todo en lo relativo a esa frase de nuestro Ammfitrión: “Savater se haya sumado a esa mezquina alegría hispánica por la desolación de los que nos sentimos injuriados y amenazados por Donald Trump.”
Solo añadiría que esta postura de Savater no es nada nueva, siempre le he oído y leído defender la misma teoría, que la democracia es el derecho a equivocarnos, el derecho a elegir lo que nos dé la gana, que podríamos elegir al presidente mediante un concurso de méritos o mediante un comité de sabios, pero no, lo elegimos mediante elecciones en las que todos los votos tienen el mismo valor. Eso es la democracia y no, tampoco estoy de acuerdo con La Serapia cuando dice que la democracia falla cuando sale elegido alguien como Trump. Estará mal la sociedad, pero no la democracia. Y sí, estoy de acuerdo con Savater en que el hecho de que salga elegido Trump es un síntoma de salud de la democracia.

Yo no soy un defensor a ultranza de la democracia, le veo muchos problemas, ahora bien, hay que distinguir entre problemas de la democracia y problemas de la sociedad. En lugar de buscar los problemas en el sistema de elección y tratar de reformarlo habría que ver por qué la sociedad ha llegado esta situación porque es ahí donde está el problema.

Maese Nicolás: La Serapia, Savater siente un perverso placer (perverso, ojo) cuando las predicciones de los especialistas no coinciden con la decisión mayoritaria del colectivo. Ello no implica que esté de acuerdo con lo que ese colectivo ha decidido. Él lo deja claro, y tú también: “No quita para que aborrezca a Trump, pero insiste en que es bueno que pueda ocurrir.” Entiendo que es bueno que pueda ocurrir por el hecho de que puede ocurrir pero no por el hecho de que ha ocurrido. Es bueno porque tenemos la capacidad de decidir, aunque nos fastidie lo que ha ocurrido. Habrá que ver qué escribe Savater cuando en el Estado de Aquí, ante encuestas que den como ganador a los de siempre, se produzca el asalto democrático a los cielos. Espero que entonces Savater también defienda lo mismo, que sienta ese perverso placer y se alegre de que ese desvío pueda suceder. Si tal cosa no hiciese, si cambiase su discurso, entonces sí que me produciría la misma tristeza que siente nuestro anfitrión. Pero, por lo escrito en el artículo que comentamos… no.

 

En Blog de Antonio Muñoz Molina: Lo incomparable

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: