La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

6 noviembre, 2016

Deberes y acoso (escolares)

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:40

 

clip_image0021. Semana corta tras el puente de Todos los Santos. Por primera vez en lo que va de curso puedo dar refuerzo en los terceros porque todos los miércoles anteriores habían sido de sustituciones. Así conozco a nuevos alumnos y, será casualidad, a uno más que se vino del colegio concertado porque “maestro, allí tenía problemas”.

2. Cuando el refuerzo es de hora y media hago algún descanso. En uno de ellos me retan a ese juego que está de moda: tirar hacia arriba una botella que contiene agua y tratar de que caiga de pie. Quedo en tercera posición, quedo el último. Tendré que practicar más porque se ve que los alumnos dedican más tiempo al juego que a los deberes escolares.

3. Hablando de deberes… La CEAPA ha convocado huelga de deberes escolares durante los fines de semana de este mes. Éste es un asunto antiguo. De cuando en cuando salta a la palestra del debate. Por lo que conozco hay partidarios de la supresión tanto en las familias como en el profesorado. Y viceversa. Siempre he pensado que los deberes son necesarios. Tan necesarios como la coordinación del profesorado para que no sean excesivos, tan necesarios como la diversidad de los mismos, etc. También pienso que si una familia no quiere que su hijo tenga deberes pues se le exime de tal tarea siempre que exista un protocolo bien definido sobre este asunto y que cada cual sepa lo que supone ser objetor de deberes. Pero, ahora, este mes, como maestro de apoyo, veo el asunto desde la barrera.

4. Ha entrado en funcionamiento el teléfono contra el acoso escolar. Dicen que las primeras ochenta llamadas han sido de maestros y profesores. No; es broma. Y ya sé que no se deben hacer bromas sobre asunto tan serio. Pero estoy viendo hechos relacionados con esto que no producen ni llanto ni risa, sólo perplejidad. La perplejidad de lo que resulta chocante, disparatado, cuando no se saben delimitar las causas y las consecuencias de las ciento de situaciones que se dan en un colegio a lo largo de la jornada lectiva, y que, para algunos, son rápidamente consideradas como acoso o violencia cuando en realidad no lo son. Y ya digo que no frivolizo con un asunto con el que siempre he sido intransigente. No me gusta el matonismo de ningún tipo ni en ninguna situación; y menos en el colegio. Pero calibremos, todos, la gravedad o la intrascendencia de los hechos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: