La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

4 octubre, 2016

Metamorfosis: De cartera a mochila

Filed under: Personal — Nicolás Doncel Villegas @ 16:22

clip_image004clip_image002

Desde el primer día de curso lectivo, cuando los alumnos volvieron de sus vacaciones, hasta hoy mismo, ha habido padres y madres de alumnos que me han comentado lo que sigue:

Don Nicolás, qué relajado le veo este año (el “Don” no es generalizado y el tuteo convive con el usted).

Es cierto que he sufrido una trasformación. En los cursos anteriores iba al colegido vestido con pantalón de vestir (valga la redundancia) con su correspondiente cinturón, camisa (que incluía chaqueta en ocasiones), zapatos con calcetines tradicionales… y portaba una cartera clásica de maestro (regalo de madres de alumnos). En este curso visto con pantalones veraniegos de los que no necesitan plancha ni cinturón porque se atan con una especie de cordelillo, polos cómodos, calzo zapatillas con calcetines tobilleros y la cartera ha sido sustituida por una mochila que cuelga de manera informal del hombro izquierdo. No es equiparable a la trasformación de ese político valenciano que antes era todo un señor corrupto (yonqui del dinero, se autoproclama) vestido con traje, y ahora es seguidor de todas las filosofías orientales que liberan el alma de cualquier pesadumbre vestido a la manera hippie. No es equiparable, pero… No, nada que ver.

Mi transformación, vestimenta aparte, conlleva también la del estado de ánimo. Esa relajación sobreviene de la realidad profesional. Algunas de mis compañeras también me han comentado ese estado casi zen con el que transito por el colegio. Pero ya lo anuncié al finalizar el curso pasado. Estos días que me quedan hasta finales de noviembre son un simple añadido cronológico, un alargue legal, una obligada permanencia fruto del calendario; en realidad me jubilé como maestro el día que conviví con mis alumnos y sus familias a finales de junio. Y ya lo dije en aquellas postreras jornadas del curso anterior: en estos meses pasaría del modo “Don Nicolás” al modo “Nico”. Y en ello estoy.

Hay quien me ha comentado también que esa metamorfosis podría perjudicar el status consolidado de maestro Don que tenía hasta el curso pasado. No creo que sea así. Quienes realmente me conocen, vestido de manera formal o informal, llegando al colegio tempraneramente (antes) y casi puntual (ahora), portando cartera o mochila, etc. saben lo que he sido y lo que soy. Y saben que en el fondo, en lo esencial, no hay ninguna diferencia.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: