La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

27 septiembre, 2016

Para que no te pierdas en el barrio – Patrick Modiano

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 15:34

 

clip_image002

Es la tercera novela de Modiano que leo. No me entusiasmó la primera, “Dora Bruder”, así que quise tener una segunda opinión (como cuando uno no queda muy de acuerdo con el diagnóstico de un solo médico y acude a otro) y leí “En el café de la juventud perdida”. La opinión mejoró y eso me llevó a esta última.

“Para que no te pierdas en el barrio” es otra de esas novelitas que te lees de una sentada. En ella está todo lo que se ha llamado el Universo Modiano: la recuperación del pasado, del ayer difuso, en el escenario de las calles parisinas, de los barrios, de los bulevares.

El protagonista, un escritor de avanzada edad, con una vida aburrida encerrada en su piso, aislado voluntariamente de la vida social, ajeno a la vida moderna (le cuesta utilizar el móvil), recibe una llamada que desencadenará un argumento de novela de suspense. La sencillez del comienzo se irá complicando con la aparición de nuevos personajes que surgen de la memoria del escritor Daragane, de los recovecos de su infancia. Pero Modiano no busca dejar en clara evidencia esos personajes que vuelven a la vida de su narrador. Los describe con contornos difusos, nos muestra detalles inconcretos de sus relaciones con el protagonista, creando así un mundo real bañado en la bruma parisina que se desvanece hasta parecer irreal. Es fiel a la cita que encabeza la novela: “No puedo aportar la realidad de los hechos, sólo puedo ofrecer su sombra” (Stendhal). De tal manera las idas y venidas en el tiempo vivido por el protagonista, desde la infancia repleta de secretos hasta su actual búsqueda de respuestas a esos enigmas, adquiere rango de martingalas. Esa palabra, que el autor utiliza en varias ocasiones, es apropiada también para referirse a ese viaje en el tiempo lleno de artimañas que tratan de engañar la memoria del protagonista y la composición del lector: “El presente y el pasado se confunden y parece algo natural porque sólo los separaba un tabique de celofán.”

Un tabique de celofán que separase lo vivido y el presente que busca en ese pasado. No hay mejor expresión para resumir esta novela.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: