La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

29 junio, 2016

¡Qué cansancio, otra vez el fútbol!

Filed under: Personal — Nicolás Doncel Villegas @ 16:11

imageLa viñeta de Forges (al que admiro desde hace muchos años) que acompaña este texto es un tópico. Ligar la tontuna de una sociedad a su pasión por el fútbol, relacionar la incultura e insolidaridad (por utilizar los términos forgianos) con el seguimiento del citado deporte, no deja de ser una simpleza. Es ésta una idea que debe venir de aquellos tiempos dictatoriales en los que el Régimen ponía por televisión partidos de fútbol (o corridas de toros) el 1 de mayo para que el pueblo no se rebelase. Eso oía decir cuando era un niño. Años después, siendo joven, los más concienciados políticamente, aquellos que estaban afiliados a una organización clandestina, parafraseaban a Marx diciendo que “el fútbol es el opio del pueblo”. Lo decían tras haberse bebido y fumado todo lo que había a mano y dejando la revolución para el día siguiente.

En casi cuarenta años de democracia, tantos como de dictadura, la idea pervive. Si dos mil personas (o veinte mil) salen en manifestación porque su club de fútbol ha descendido se critica que vivimos en un país de inconscientes porque esas personas no salen todos los días a la calle a defender sus puestos de trabajo o gritar contra la corrupción. Si te sumas a la masa de no sé cuántos millones que ven un partido de la Selección por televisión te conviertes automáticamente en un borrego sin ni siquiera los 21 gramos de alma necesaria para sentir que el cambio climático es una realidad más preocupante que una tanda de penaltis. Los que así piensan de los futboleros nos convierten en seres sin conciencia social, gentes iletradas que pierden el tiempo y la existencia en la banalidad de “veintidós tíos pegándole patadas a un balón” (ni siquiera especifican que dos de esos veintidós pueden jugar con las manos). Ellos, los bien pensantes, las mentes en eterna reflexión sobre la problemática del orbe, se sitúan en un nivel intelectual superior, alejados de la masa adormecida por el opio del pueblo. Y ya puedes explicarle que toda generalización es incorrecta, que no todos los que dedicamos tiempo al fútbol somos unos despreocupados e ignorantes de lo que ocurre en nuestra sociedad, que hay y ha habido personas de alta capacidad intelectual (escritores, académicos, etc.) que disfrutan con el fútbol tanto como con la lectura de una novela o un ensayo, etc. Toda explicación es inútil porque el tópico vuelve a aparecer. Y cuando se juntan acontecimientos como la Eurocopa de fútbol y unas elecciones generales hay quienes sienten que estamos obligados a seguir la campaña electoral, la jornada de reflexión y los resultados electorales a todas horas, reflexionar sobre lo que se dice o se deja de decir, estudiar la participación y baremar los resultados explicando las causas que han llevado a ellos. Y que, por supuesto, es un pecado social no hacerlo mientras sí hay tiempo para ver un partido de fútbol. Ante tales acusaciones uno vuelve a intentar a explicar que … Pero se cansa y se pone a ver el fútbol por televisión.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: