La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

21 junio, 2016

Gracias

Filed under: Personal,Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 15:14

 

clip_image002

He dejado transcurrir algo de tiempo para agradecer de manera reflexiva, y no sólo emocional, lo vivido en la tarde del pasado domingo. Agradecer la mesa compartida, el diálogo afable y los detalles personales que las familias de mis alumnos (y ellos también) tuvieron con este maestro que ahora escribe.

Cuando a uno lo agasajan de tal manera lo primero que debe pensar es que no es acreedor de tanto elogio. Uno piensa que las circunstancias vitales de un grupo de personas han coincidido en el tiempo y en la labor docente hasta concluir en tales agradecimientos. Yo no me creo merecedor de tanto porque tan sólo me he limitado a cumplir con mi deber de maestro. Si ello me ha llevado a lo vivido el domingo tan sólo me queda eso: dar las gracias.

Gracias por haber sabido marcar el tiempo con vuestro regalo y haberlo hecho en el momento oportuno. Gracias porque cada mañana, cuando ya no esté en la escuela, beberé a sorbos lentos los recuerdos de cuatro años compartidos. Gracias por las palabras de mis alumnas, palabras que pudieron haber sido leídas en otro lugar pero que el domingo me sonaron a música celestial. Gracias por haberme convertido en un quijote que se hace acompañar por veintitantos pequeños sanchos pletóricos de sabiduría y vitalidad. Gracias por las palabras leídas por un padre, palabras llenas de sensatez cuando recuerdan no sólo mi labor docente sino también las de otras compañeras (entre ellas la seño María Dolores) que han educado a vuestros hijos. Gracias por haberme convertido en actor principal de una película en la que tan sólo soy un personaje más. Gracias por esa pancarta que siempre reivindicará los mejores sentimientos hacia todos vosotros. Pero, sobre todo, gracias por vuestra colaboración, por haber entendido mi manera de ver la enseñanza, por comprender que la delgada línea roja entre la responsabilidad y la cordialidad es difícil de mantener. En definitiva, gracias por haberme permitido enseñar, y educar, en lo posible de mis capacidades, a mis alumnos.

Podría seguir pero me temo que lo emocional me vencería, me dejaría sin palabras como me sucedió hace un par de días. Sí quiero repetir algo de lo que os dije. En treinta y siete años de maestro nunca había estado cuatro años con el mismo grupo de alumnos. Con vuestros hijos ha sido la primera y será la última vez que ello suceda. Y han sido los mejores cuatro de esos treinta y siete años de docencia. Ese es el principal motivo por el que os doy las gracias.

clip_image004

clip_image006

clip_image008

clip_image010

clip_image012clip_image014

Anuncios

2 comentarios »

  1. Enhorabuena, Nicolás.

    Comentario por Angela — 22 junio, 2016 @ 1:14 | Responder

  2. Gracias, Ángela. Me alegra “verte” por aquí.

    Comentario por Nicolás Doncel Villegas — 22 junio, 2016 @ 18:28 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: