La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

19 junio, 2016

Tras la graduación… la fiesta

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:19

Nota de amor – Carlos Vives

1. El jueves volvimos al colegio. Tras la noche anterior, repleta de emociones, llegan comentando todas las incidencias del acto de graduación. Lo cuentan como si uno no hubiese estado allí, viéndolos entre los cortinajes, participando en la entrega de becas, tranquilizándolos en los momentos previos. Se alegran por lo bien que lo hicieron sus compañeros en el momento de la lectura en la que repasaban los nueve años vividos en el colegio. Felicitan a su maestro por las palabras que pronunció en el acto. Todos nos congratulamos por lo vivido la noche anterior.

2. Como no tienen ninguna gana de trabajar (el maestro tampoco tiene muchas) les digo que la inspectora viene ese día al colegio (era, y fue, cierto), así que abrimos el libro de lectura y el cuaderno, hacemos un ejercicio y ahí lo dejamos, dando una apariencia de trabajo. Seguimos comentando anécdotas hasta la hora de Digital. Por primera vez en el curso les dejo “ordenador libre”, pero vuelvo a decirles que tengan preparado el archivo de diagramas que trabajamos la semana pasada y el blog de la clase por si la inspectora se acerca a visitarnos. Así lo hacen y acto seguido se ponen a navegar libremente por internet. Pocos minutos antes del recreo les gasto la última broma. Les comunico que la señora inspectora viene a la clase. Se colocan rápidamente cada uno en su sitio, cierran las páginas de internet en las que estaban, abren el archivo citado anteriormente y el blog de la clase… y me miran esperando que la señora inspectora llegue. Hasta que se percatan que todo ha sido una broma más del maestro. Se lo toman a bien mientras les explico que nunca tengan miedo a nada ni a nadie mientras cumplan con su deber. Y en ese caso así había ocurrido puesto que habían hecho lo que yo les mandé. Independientemente de que viniese tal o cual autoridad educativa habían confiado, una vez más, en su maestro.

3. Comenzamos a recoger enseres escolares. Se van llevado a casa el material que ya no utilizarán en estos días (diccionarios, cuadernos y carpetas de las asignaturas concluidas, etc.). Vamos quitando de los paneles algunos murales, agrupando en los armarios los lotes de libros usados durante el curso… El aula también cambia de fisonomía; se muestra más desnuda mientras el aire mueve las cortinas de los grandes ventanales.

4. El viernes ensayan el baile de la fiesta de fin de curso. En el escenario montado en el patio se suceden los grupos de alumnos. A los míos les ha tocado a la una de la tarde. Afortunadamente no es un día caluroso. Agradezco la tarea de las madres encargadas de los ensayos. Tiene su mérito hacer que esta pandilla de nervios se muevan al mismo compás. ¡Y bien qué se movieron!

clip_image002

Anuncios

2 comentarios »

  1. Los grandes maestros nunca se van; siempre permanecerán en el recuerdo de alumn@s y compañer@s con los que han compartido aunque haya sido un trocito de su trayectoria como docentes. ¡Feliz jubilación “maestro”! De tu compañero Juan.

    Comentario por Juan — 19 junio, 2016 @ 21:47 | Responder

  2. Gracias, Juan. Para mí fue un placer compartí esa parte del camino docente contigo.

    Comentario por Nicolás Doncel Villegas — 20 junio, 2016 @ 15:48 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: