La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

7 mayo, 2016

Tenemos la palabra: Medel y Chinarro

Filed under: Por el pueblo — Nicolás Doncel Villegas @ 7:55

 

clip_image002Llega al teatro de la localidad una actividad organizada por la Diputación provincial (ese ente en peligro de extinción) llamada “Tenemos la palabra”. Consiste en un dialogo en el que intervienen un poeta y un cantante, al que sigue una lectura de poemas y un pequeño recital de canciones por parte de los anteriores.

En este primer capítulo, hay cinco programados, intervienen la poeta (en algún lado he leído que prefiere ser llamada poeta y no poetisa) Elena Medel y el músico Señor Chinarro. Elena, joven cordobesa de rotunda y blanca palidez, de fluido verbo, contrasta con el rostro enmarcado por canosa cabellera y luenga barba del sevillano Señor Chinarro. Habla éste con verbo más entrecortado y con un tono cargado de ironía que sentencia cada una de sus intervenciones.

Dialogan ambos, junto con el pertinente moderador, de sus vidas de artistas, desmarcándolas de sus vidas privadas, de la separación entre el autor y su obra. Elena es poeta cuando escribe poesía, pero, aclara, es también una joven que debe pagar el alquiler de su vivienda todos los meses. Antonio Luque, cuenta que cuando es preguntado por la calle si él es el Señor Chinarro, responde que “sólo a ratos”.

Hablan del proceso de creación y de la implicación de los artistas en la situación política actual. Les cuestiona el moderador sobre la actitud de ciertos poetas o cantantes que han dado el salto a la vida política activa, desde las plazas del 15M hasta partidos como Podemos, o siendo incluso candidatos como García Montero por Izquierda Unida. Responde Elena Medel que, frente a la poesía militante de Otero y Celaya, ella prefiere escribir con la mirada de quienes no están en las “plazas” sino de quienes ven esas plazas desde sus ventanas sintiendo el peso de la crisis y las dificultades de los tiempos actuales, no evadiéndose de la nefasta realidad pero no sintiendo la necesidad de bajar a la plaza pues piensa que la solución está más allá de esas concentraciones. Para su juventud, ésta, y otras intervenciones, me parecen de una gran lucidez. Señor Chinarro, desde una perspectiva declaradamente progresista en algunas de sus intervenciones, contesta sobre este asunto que a él aquello le cogió “muy mayor para ir de acampadas.”

Acabado el diálogo, poemas de Elena Medel y canciones de Señor Chinarro.

Madurar
era esto:
no caer al suelo, chocar contra el suelo, contemplar el
pudrirse de la piel
igual que un fruto antiguo.

Pensé en mi edad y pensé en vosotros y pensé
que nadie me avisó de madurar así, junto a la vida y el frío
en el cajón
de la fruta que se pudre.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: