La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

3 abril, 2016

San Juan no toca el timbre

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:58

1. Comenzamos el último trimestre como es habitual, contando las andanzas de Semana Santa. Hay quien se explaya en contarlo todo: “Maestro, el primer día de vacaciones fui al Eroski en bicicleta a comprar chorizo y…”. Hay que poner freno a la expresividad oral de unos para que otros puedan contar sus andanzas como músicos o cofrades en los desfiles procesionales, para que algunos puedan contar sus salidas a otros lugares…

clip_image002

2. Resulta que todavía se practica la travesura infantil de llamar a los timbres de las casas y darse a la fuga. Pero ahora, por lo que cuentan con toda naturalidad, usan palillos para dejar fijo el timbre y que el sonido se convierta en continuo. Y resulta también que en Naturales hemos comenzado con el tema de la electricidad. Les recrimino sobre la citada travesura haciéndoles saber que si dejamos presionado el pulsador de un timbre se produce un sobrecalentamiento de algunas piezas que lleva el mecanismo del timbre y que ese sobrecalentamiento puede provocar un incendio. Quedamos en que es mejor llamar y correr, sin dejar presionado el timbre eléctrico. O llamar en casas que conserven los clásicos llamadores de hierro.

clip_image004

3. Vigilando el recreo se me acerca un alumno con el que suelo conversar sobre fútbol puesto que ambos compartimos sentimiento culé. Como tiene problemas de movilidad se ayuda de un andador con ruedas para desplazarse. Llegado al lugar en el que me encuentro espero que me hable del clásico Barça-Madrid (esto que cuento sucedió el martes). Pero no:

– Hola, maestro. ¿Sabes quién soy?

– Claro. No se me ha olvidado tu nombre en estas vacaciones. Eres fulanito.

– No. Soy san Juan.

– ¿Me lo explicas?

– Qué soy san Juan. ¡No ves que voy “a ruedas”!

Nota aclaratoria para lectores no villarrenses, o villarrenses desconocedores de la Semana Santa local: según mi contertulio la imagen de san Juan no sale en procesión llevada por costaleros sino a ruedas.

Reconforta que personas (en este caso un niño que no llega a diez años) con dificultades físicas tengan ese grado de positividad vital

4. “Había hablado con Marina Greene y había sabido que él estaba progresando, que había salido del hospital, que se ponía al día con los deberes escolares en su casa y esperaba volver a clase dentro de unas semanas.”

La ley del menor – Ian McEwan

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: