La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

28 febrero, 2016

Filófosos, futboleros y tijuanáticos

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:21

1. No me gusta calificar, ni clasificar, a mis alumnos en altos y bajos, listos y torpes, atentos y distraídos, niños y niñas … Todos estos agrupamientos conllevan una discriminación: la de la generalización. Alto, ¿con respecto a quién?; listo, ¿en qué aspecto de la vida?; atento, según qué asunto; niño-niña, bueno… está clasificación suele estar más clara. En lo que sí los clasifico es en dos grupos que no son cerrados: filósofos y futboleros. Estos últimos desarrollan una actividad física constante que comienza en no permanecer sentado en la silla que ocupan en el aula y concluye en el partido de fútbol del recreo. Los filósofos suelen ser alumnos que desarrollan una actividad más mental que física; la inician buscando mundos exteriores al aula en la que están y la culminan en paseos y charlas en el recreo. No son grupos cerrados pues hay alumnos que pasan de uno a otro, o poseen temporalmente características de ambos grupos.

2. Si mis alumnos son filósofos o futboleros su maestro bien podría ser tijuanático. Tal denominación proviene de un anuncio de pipas en el que un joven se declara tal que así. Un tijuanático es aquel que prefiere por encima de todo las pipas de esa marca (pipas Tijuana). No es que prefiera esas pipas por delante de otras pipas. No. Es que prefiere dedicar tiempo a comer esas pipas antes que dedicarlo al fútbol o a las chicas. Es toda una declaración de intenciones, una fijación de su escala de valores, una meta a la que llegar en su vida. Bien. Pues hay veces que me siento un tijuanático. A continuación pienso que estoy en un colegio. Y entonces dudo: ¿Y si el tijuanático no soy yo?

3. Resulta que a veces he usado un koan sin saber que estaba haciéndolo. Me encontré tal término en la lectura de “Pureza” (Jonathan Franzen). Me voy a la Wikipedia: Un kōan es un problema que el maestro plantea al alumno para comprobar sus progresos. Muchas veces el kōan parece un problema absurdo, ilógico o banal. Para resolverlo el novicio debe desligarse del pensamiento racional común para así entrar en un sentido racional más elevado y así aumentar su nivel de conciencia para intuir lo que en realidad le está preguntando el maestro, que trasciende al sentido literal de las palabras.

4. – Maestro, estoy contento. Hoy entre la charla de técnicas de estudio y que luego tenemos Educación Física vamos a estar sólo hora y media contigo.

– Vaya, gracias. Ya veo el aprecio que me tienes.

– No te enfades, maestro, seguro que cuando yo falto tú también te pones contento.

5. Termina la semana con la conmoración del Día de Andalucía. Nos despedimos con poesía y música.

clip_image002

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: