La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

4 febrero, 2016

Habla bien o calla para siempre

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 16:19

Antoniomm: Infecciones verbales

clip_image002Nicolás: Pienso que las infecciones verbales no son perjudiciales para la buena salud de una lengua. Puede que al pronto molesten, te provoquen algunas decimitas de fiebre, te salga una ronchita en el lóbulo diccionarial… Pero no hay que preocuparse, nuestro organismo lingüístico tiene buenas defensas y acaba desechando o asimilando según le convenga. Y, además, que todo no puede ser la perfección en el hablar. Hay que dejar que el pueblo llano se manifieste tal como es, que diga “líneas rojas” cuando lo que quiere decir es “eso no voy a aceptarlo”; aunque siempre haya dicho “por ahí no paso”. Dejemos de censurar el habla con latiguillos, las rastas, las frases hechas, las camisas de Alcampo, los anglicismos trastocados, etc. Todo irá encontrando su lugar, su momento idóneo, aunque ahora nos parezcan barbaridades, aunque ahora todo ello pareciese “antinatura”, término este que también estuvo de moda hace un tiempo y que habría que recuperar para los pactos políticos (se me iba a escapar paleolíticos) que se dan en la República de L’Assumpte (ahora República del Process) y que podrían darse en el Resto del Estado de Aquí.

*************************************

La lengua está viva. Tanto que incluso vocablos tan horrorosos como empoderar llegan a ponerse de moda. Yo me enteré que existía cuando al participar en un concurso de haikus con mis alumnos, con motivo del Día contra la violencia de Género, el Centro de Profesores que lo convocaba obligaba a usar una de las tres palabras propuestas en las bases del concurso. Una de esas palabras era empoderar. Horror, pensé en mi supina ignorancia; ¿qué es esto? Cómo se puede pedir que en una manifestación poética se utilice palabra tan malsonante. En un programa del cómico Buenafuente hay una sección que se llama “Caras bonitas, palabras feas” (o algo así). Salen gente hermosa y pronuncian palabras que no son bellamente sonoras. Tú puedes poner a la más bella de las actrices (o actor) españolas del momento a pronunciar la palabra diarrea y seguirá siendo una cagada (con perdón).

Pues eso me pasa con empoderar. Me parece que va cargada de una falsa ideología progresista que me molesta tanto como la falsa caridad de la marquesa que sienta un pobre a su mesa. Además, sonoramente, la mayoría de las palabras que comienzan como empoderar me traen malos pensamientos: empotrar, empobrecer, emporcar

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: