La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

2 febrero, 2016

Mañana no será lo que Dios quiera – Luis García Montero

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 18:06

 

clip_image001

He leído poco de la poesía de Luis García Montero, pero de vez en cuando acudo a sus versos. No había leído nada en prosa del autor granadino, excepto algunos artículos periodísticos, hasta que lo hice con este libro de título tan contrario a lo predestinado, tan reivindicativo de la capacidad humana para decidir el porvenir sin sentirse atado a los designios de la divinidad.

Mañana no será lo que Dios quiera es una biografía novelada del poeta Ángel González, de la infancia y juventud del poeta para ser más exacto, de sus progenitores y sus amistades, de su tuberculosis y sus miedos de niño que crece entre revoluciones y guerra. Es también un homenaje a un territorio asturiano, a una ciudad (Oviedo), a los libros y la lecturas con las que se inicia el poeta.

He de reconocer que me costó enganchar el hilo lector de manera continuada. Tuvieron que llegar los cambios históricos en aquella España del primer tercio del siglo XX para que el pequeño Ángel (huérfano de padre) y sus vivencias familiares me hiciesen más amena la lectura. Se convierte entonces el libro en una fotografía de aquellos años en los que los familiares, los amigos y la literatura van conformando la personalidad poética y humana del personaje.

El libro es el resultado de una charla entre poetas, una conversación en el que se fija un límite temporal: el traslado de Ángel González a Madrid para iniciar la nueva vida de un hombre que ha dejado atrás su infancia y adolescencia, sus estudios de magisterio y su único curso como maestro de enseñanza primaria en una singular aldea leonesa. A partir de ahí nacerá el poeta. Pero hasta entonces esa confesión entre poetas carga al libro de biografía y poesía, de amargura y belleza, de recuerdos que agrandan la nostalgia, de momentos que despiertan la sonrisa… El padre y un hermano muertos prematuramente, la hermana maestra depurada por el bando vencedor, el moro con el que se hace amistad, la supervivencia entre los disparos y las bombas, la primera guitarra, la casa familiar convertida en pensión para poder sobrevivir, la tuberculosis (curada en el retiro de Páramos del Sil) que todo poeta de otros tiempos debe llevar consigo conforman los primeros años en la vida del que luego sería un reconocido poeta de la segunda mitad del siglo XX español. Lástima de ese límite marcado por el personaje, y que el autor acepta y confirma en esa conversación del epílogo del libro:

Te enamoraste de Madrid, y de alguna vecina madrileña.

Habíamos quedado en que no íbamos a contar nada de todo eso. Mejor no acercarse a terrenos pantanosos. Lo acordado es que nos basta con Oviedo y Páramo del Sil. Está bien así. Infancia, adolescencia y juventud de un aspirante a periodista que se vino a Madrid con la intención única de convertirse en poeta…

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: