La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

26 enero, 2016

Del banco azul al gallinero

Filed under: Menú del día — Nicolás Doncel Villegas @ 18:39

clip_image002Entiendo que los diputados de Podemos estén enfadados porque los van a sentar en las últimas filas del hemiciclo (véase el gráfico). Les han incrustado, además, una cuña formada por los diputados de PNV y DiL (antes Convergencia) que alejará al líder de Podemos hasta la cuarta fila, a no ser que sea Vicepresidente del Gobierno y ocupe el banco azul. Comprendo pues su enfado si todos pensamos en parámetros tradicionales. Siendo así entiendo que se sientan minusvalorados y me sumo a su queja. Pero …

Pero si pensamos que Podemos es una organización rupturista, un partido que trata (así lo proclaman ellos) de huir de las tácticas y costumbres de los partidos tradicionales, su enfado ya no me parece tan comprensible. Porque están pidiendo lo que se ha hecho siempre.

También podrían haber pensado que el ser relegados al gallinero, como ha dicho el propio Errejón, puede ser un motivo para sentirse orgulloso, pues es ahí donde siempre se han sentado las clases populares. Y lo han hecho con el orgullo de la conciencia de clase. Como ejemplo puede servir el irónico comentario que hizo John Lennon en la primera actuación en el Royal Variety de Londres con asistencia de la nobleza británica: “En nuestro último tema quisiera que nos acompañaran: Los de los asientos baratos aplaudan…el resto de ustedes hagan sonar sus joyas”. Eso sí que es marcar distancia con la casta. Y el gallinero, en los teatros, siempre ha sido el lugar donde brotaban las críticas más ingeniosas de la obra representada. Ya sé que el Congreso de los Diputados no es un teatro, ni un clásico corral de comedias (aunque a veces lo parezca), pero en esa regeneración democrática que pretende Podemos, en ese combate contra la casta, el bunker o cualquier otro término nacido de la incubadora politológica de la Complutense, no estaría mal que ese envite se iniciase desde el desprestigiado gallinero.

Y ya puestos… Como tengo una larga experiencia en la distribución de un grupo humano en un espacio determinado hay algo que tampoco acabo de entender en el reparto de escaños. No quiero comparar el hemiciclo del Congreso con el aula de un colegio pero observo que los diputados de Ciudadanos están sentados codo con codo con diputados nacionalistas vascos y con independentistas catalanes. ¿Lo habrán hecho a conciencia para que el roce lime asperezas? Debe ser algo parecido a cuando sentamos en un mismo pupitre (o juntamos las mesas) a un alumno futbolero y un alumno filósofo. La intención puede ser buena pero es difícil mezclar agua con aceite.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: