La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

24 enero, 2016

Cuando todo hace plof

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 10:25

1. El lunes pasado fue, dicen, el día más triste del año. El blue monday fue triste y largo. Concluyó a las ocho de la noche tras las preceptivas horas lectivas y cuatro reuniones de diferentes tipologías a las que dediqué algo más de tiempo que el dedicado a las preceptivas horas lectivas. Explicada la largueza volvamos a la tristesse (cuota de mi paupérrimo y nostálgico bilingüismo galo).

Tras el desahogo sobre el asunto diversidad que ayer comenté (uno no puede guardar silencio cuando se siente disminuido sin motivo), el lundi tristesse se revistió de informes, datos, elogios colectivos, festejos y autoelogios … Todo ese universo paralelo que rodea a la enseñanza, pero que por momentos traspasa las fronteras de la física cuántica, y se instala ante uno como si fuese el escenario de una realidad ficticia (perdonen por el oxímoron, pero aún no he perdido la cabeza).Ve uno desfilar los datos académicos, las comparativas, las incidencias de la fría estadística que puede repercutir en la aritmética económica. Ve uno sobrevolar las nubes de la vanidad y las adulaciones, no sin asombro. Piensa uno que quizás sí esté perdiendo el equilibrio para enjuiciar las cualidades humanas. Mira uno a su alrededor y encuentra miradas que parecen estar viendo lo mismo. Es gratificante sentir que hay quien entiende la diversidad tal como uno la entiende; que hay también quien diferencia los universos paralelos; que otros reconocen, como tú, los egos desatados. Al menos uno no se siente solo en sus desvaríos, que tampoco eso preocupa ni se le teme ya, pues tales locuras, como se dice en el Quijote cuando al Caballero de la Triste Figurase se le compara con Amadís, no son “de daño, sino de lloros y sentimientos”.

clip_image0022. Para contrarrestar el blue monday o lundi tristesse… frases de la semana:

a) – Maestro, me encanta el libro que saqué de la biblioteca. Estoy disfrutando leyéndolo.

b) – ¿Os habéis enterado de la última explicación?

Vaya pregunta, maestro. ¡Qué poco confías en nosotros!

c) – Maestro, me duele la barriga. Ya sabes el porqué.

Llama a casa si quieres y que te recojan.

No. Me espero, que ya no queda tanto para salir.

d) – Maestro, el vidrio prefiero reciclarlo en vez de reutilizarlo.

– Y eso, ¿por qué?

– Porque me encanta cuando las botellas caen al contenedor y hacen ¡plofff!

3. Lo veo llegar a la fila mañanera leyendo al mismo tiempo que camina. En el recreo va con el libro en la mano y le pido que me lo enseñé. En clase, poco antes de salir, cuando estamos comenzando a recoger, les recuerdo que para el Día de la Paz tienen que traer unos guantes blancos y… Entonces me percato que no me está escuchando porque sigue enfrascado en la misma lectura. Pienso en llamarle la atención pero no lo hago. Ya se enterará del asunto de los guantes y demás parafernalia del citado Día. Prefiero que siga disfrutando de la lectura durante unos minutos más. Pocos placeres como la lectura hay en esta vida capaces de aislarte del mundanal ruido.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: