La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

17 enero, 2016

Los piojos no comen bocadillos (ni tarta)

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:59

1. El lunes cae fina la lluvia durante el tiempo de recreo. Subo a mi clase mientras ellos vienen del aula de música. Les propongo que tras desayunar pueden, si quieren, ir haciendo la tarea de Lengua que les había puesto en la primera hora de clase. La mayoría, la gran mayoría, se pone a ello con gran tranquilidad y responsabilidad. Hay algunos, los menos, que prefieren dejarlo para casa. No hay voces ni barullo. Me asomo a los ventanales de la galería. Sigue cayendo fina la lluvia sobre el patio grisáceo y desértico. Todo transmite una sensación de beneficiosa placidez que me acompañará hasta el atardecer. Ni siquiera la reunión de ciclo, siempre cargada de novedosos quehaceres, es capaz de perturbar tal sensación.

clip_image0022. El miércoles coincido con una alumna y su madre camino del colegio. La madre me pregunta si el viernes puede “llevar una tarta a la clase para celebrar el cumpleaños de su hija ya que es el último año que estará en el colegio; si aprueba, claro.” Le respondo que una tarta siempre es bien recibida y que “seguro que aprobará y será su último curso en el colegio.” Me recuerda que también es mi último año. Nos despedimos. La cuenta atrás es inevitable.

clip_image0043. Se ha reabierto la biblioteca del colegio. Como hay cola para sacar libros durante el recreo dos alumnas dejan en custodia sus bocadillos a un compañero mientras ellas retiran sus ejemplares. Al guardián del desayuno ajeno se le hace larga la espera y decide ir comiendo del alimento custodiado. Cuando las alumnas salen de la biblioteca se percatan que son poseedoras de material de lectura pero carecen de material alimenticio. Nunca dejarán de sorprenderme.

4. Seguimos con el asunto alimenticio. El viernes, cuando volví a casa, apenas tenía apetito. ¿El motivo? Léase el punto dos. Las noticias de última hora, anunciando claustro y consejo escolar para la tarde del próximo lunes, son endulzadas por la ingesta de un buen trozo de tarta.

5. Antes de la prohibición de fumar en lugares públicos cerrados, como restaurantes (el regusto alimentario-pastelero sigue presente) o colegios, solía decirse que “en todos los trabajos se fuma”. Afortunadamente ya no hay humo en las aulas, aunque sí hay ordenadores y pantallas digitales que pueden dar lugar a barbaridades como ésta.

6. Esta semana ha sido muy comentada la declaración de una diputada hablando sobre piojos. Para los maestros tal parásito es alguien que aparece cada curso. Incluso en la literatura.

La maestra no disimulaba el asco que le producía verlo y no tenía reparo en reírse de él delante de los otros. Iba descalzo o con unas botas viejas que le estaban grandes y con una chaqueta raída de su padre con las mangas remangadas. Antes de entrar a la escuela la maestra le inspeccionaba la cabeza y si tenía piojos no lo dejaba entrar.

Como la sombra que se va – Antonio Muñoz Molina

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: