La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

25 diciembre, 2015

Un año con Pla (o el paso del tiempo) – 49. El gallo y el pavo de Navidad

Filed under: Un año con Pla — Nicolás Doncel Villegas @ 13:09

clip_image002

Escribe Pla sobre la comida de Navidad, y más exactamente de la antigua tradición barcelonesa de preparar esa comida con el gallo como elemento fundamental de tal ágape. La plumífera ave me ha hecho recordar que en mi infancia mi padre solía regalar no un gallo pero sí un pavo, criado en el corral de la casa o en el del campo, a quien por entonces era un personaje a tener en cuenta por los agricultores: el Jefe del Servicio Nacional del Trigo. En aquella época el Estado aún mantenía el control del comercio del trigo, práctica heredada de aquellos años de postguerra y hambrunas, y los almacenes del llamado Servicio Nacional del Trigo eran dirigidos por unos señores que me imagino ocuparían esos cargos por ser fieles al régimen político.

Estar a bien con el Jefe (cuántos puestos oficiales tenían tal denominación) suponía que cuando llegase la época de la recolección el trigo tendría cabida más fácilmente en aquellos almacenes, no encontraría obstáculos ni hándicaps de limpieza o humedad. Si para ello había que sacrificar, regalar, uno de los mejores pavos del corral pues el niño agarraba la pieza y caminaba con vergüenza por las calles céntricas del pueblo un par de noches antes de Navidad hasta entregar el presente emplumado en la lujosa casa del Jefe.

Hace años ya que desapareció el Servicio Nacional del Trigo, y sus Jefes. Hoy dependemos de otros jefes, los mercados, que marcan los precios del trigo a su antojo. Y ve tú a regalarles un pavo, o un gallo al almacenista comprador, ese que se titula así mismo Pastas Gallo. La vida tiene estas gallináceas coincidencias.

La memoria y los recuerdos me han distraído del asunto principal de este comentario: la comida de Navidad. Sobre ella escribe Pla: “En el ramo de la cocina, como en la mayoría de las actividades humanas hay bien poca cosa que inventar. Al contrario: lo que hay que hacer es olvidar rápidamente las llamadas últimas novedades. Lo que importa es conservar, continuar las tradiciones familiares y sociales del núcleo humano de que formamos parte. Comamos, pues el gallo, como Dios manda, como ha de comerse, de acuerdo con la larga experiencia que tenemos de nuestros antepasados.”

Bien. Donde escribe gallo podemos escribir pavo, tortilla, potaje, etc. A pesar de Adriá y sus fanáticos seguidores uno confía más en la sabiduría de Pla y en la tradición culinaria.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: