La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

29 noviembre, 2015

Obstinación caribeña

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 11:39

clip_image0021. Hay veces, muchas veces, demasiadas veces, en las que aquellos que detentan el poder, cualquier tipo de poder, son incapaces de asumir que sus propuestas (si es que tienen tal cualidad y no la de ser imposiciones encubiertas) no son del agrado y la aquiescencia de quienes tienen que llevarlas a cabo. Sé por experiencia que cuando el personal mandado dice no, el personal ordenante frunce el ceño (aunque su faz muestre una leve sonrisa herida) y al instante comienza a maquinar cómo cambiar esa situación de contrariedad. Suelen optar por tácticas disuasorias dividiendo a la oposición, dulcificando las propuestas primarias para posteriormente eliminar lo accesorio concedido, etc. Es lo que yo llamo la obstinación del poder. Entendiendo por obstinación el “ mantenimiento excesivamente firme de una idea, intención u opinión, generalmente poco acertada, sin tener en cuenta otra posibilidad.” Y no la acepción con la que tal término suele usarse en países caribeños: “sentimiento agobiante de aburrimiento, cansancio e incomodidad que tiene una persona.” Que es lo que yo siento cuando el poder se obstina.

PS. Y para qué me enredaré yo en estas madejas.

2. Una discusión que se inicia por un comentario innecesario acaba en pelea, un juego inadecuado acaba haciendo daño, un trabajo colectivo acaba en alboroto… Entonces el maestro habla con unos y con otros, da una voz que se debe escuchar allende los patios, amenaza con excluir de la excursión a quienes hagan méritos para ello, dialoga para resolver el conflicto estableciendo bases de concordia que eviten posteriores encontronazos emocionales, compara la actitud de algunos con las características de algunas especies del reino animal que estamos estudiando, etc. Y la vida lectiva sigue.

clip_image004

3. El miércoles conmemoramos el Día Internacional contra la Violencia de Género. Aquí estamos.

Un año más, un curso más, y van… Pero las cifras se repiten. Algo no debe funcionar bien. Ni la educación en familia, ni la que se imparte en los colegios y los institutos. Pienso que el cupo de maldad tiene unos números que se reparten en diferentes campos. Pienso que hay quienes siempre tendrán una excusa para matar. Y entre esas excusas buscará a su víctima. Puede ser el infiel, el que no pertenece a su nación, o quizás no tenga que elaborar ideales tan excelsos teniendo tan cerca a la persona con la que convive.

4. Ha sido una semana con múltiples incidencias, de ajetreo continuo, de esas en las que uno desea ver llegar el viernes como llega el agua de la lluvia para los campos resecos o el postre en una comida de compromiso y mal condimentada. Y todo ello viéndolo casi desde la barrera, desde la lejanía que da la cercanía de la retirada. Pero aún así, desalienta.

Afortunadamente el viernes le cantan a uno el “Cumpleaños feliz”, en castellano y en inglés, y sin ser uno amante de esas celebraciones oficiales, ello le sirve para incrementar el positivismo de cara a la semana venidera.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: