La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

28 noviembre, 2015

Fines de semana: Pescaíto al peso y yema sevillana (2/2)

Filed under: En otro lugar — Nicolás Doncel Villegas @ 11:20

clip_image002

El domingo luce un espléndido sol aunque la temperatura ha descendido. La ciudad se despierta tarde. Por el centro histórico resuenan los cascos de los caballos que tiran de los coches para turistas. Contrastan con el silencioso tranvía que circula a espaldas de la catedral. Unos jóvenes que vuelven de quemar la noche bajan de un taxi olvidando cerrar la puerta. La gitana recurrente vuelve a ofrecer la ramita de romero. Los puestos de belenes ya están abiertos y se ven colas para entrar a la Catedral y al Real Alcázar.

Nos encaminamos a visitar ese monumento que desde la Alta Edad Media se ha conformado con salas palaciegas y estupendos jardines. Había estado hace unos años en ese edificio. El domingo nos acompaña una guía que realiza su trabajo de manera desinteresada. El grupo está exento de pagar entrada y tan solo se le solicita una donación para colaborar con Cáritas. Es una de esas singulares acciones que alguien idea y de la cual se benefician entidades y personas. La guía es una señora que lleva bastantes años realizando su labor y posee la cualidad de enseñar sin fatigar. Es una de esas personas de esta ciudad que tienen la capacidad de hacerte reír mezclando la seriedad con un toque de humor inesperado, de poseer ese “arte” que no se excede sino que tiene la justa medida del salero exigido. De tal manera es un placer conocer detalles y curiosidades de aquello que se visita, de las gentes que lo habitaron y hasta de la vegetación que conforma sus jardines.

 

clip_image004Salimos del Real Alcázar por el apeadero y callejeamos por los alrededores de la catedral buscando un lugar en el que aliviar la desazón estomacal. Comemos en una freiduría en la que el pescado se sirve en cucuruchos y al peso, freiduría La Isla, creo recordar. Es un local pequeño en el que es difícil encontrar una mesa vacía. Tomamos café en un local casi contiguo en el que un espléndido muestrario de dulces me lleva a deleitarme con una riquísima yema sevillana, Horno San Buenaventura, éste sí que lo recuerdo perfectamente pues resulta difícil olvidar un local que se rotula, entre otras características, como bombonería. Terminamos la visita caminando plácidamente por el Parque de María Luisa y la Plaza de España antes de tomar el camino de vuelta.

Agradecemos a nuestros anfitriones ese fin de semana de sol y vida.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: