La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

25 octubre, 2015

Anécdotas no estandarizadas

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:48

Cada loco con su tema – J.M. Serrat

1. Definitivamente… he tocado techo, he bajado a los infiernos, he sentido el peso del mundo sobre mis hombros, me he visto caer por el precipicio. Tópicas expresiones hiperbólicas de un maestro que tras pasar el lunes tarde en el colegio, desde las tres y media hasta las nocturnas ocho y media, ve su horizonte con total nitidez. El horizonte de la marcha, de la definitiva escapatoria de una enseñanza que cada vez le resulta más extraña. “No es esto, no es esto”, dicen que dijo Ortega y Gasset. Su reiterada negación es para mí la afirmación de esa idea que llevo repitiendo desde hace algún tiempo: sí, debo irme. No puedo dedicar las horas a reuniones mil veces repetidas en las que se busca, se debate, se decide… cómo enseñar a los que no quieren. No puedo dedicar mis energías a reuniones en las que vendedores de humo tratan de convencerte que ahora sí, que ahora han encontrado la panacea que sanará todos los males de la educación, que ya no son necesarios objetivos ni contenidos, que las competencias se han hecho viejas, que ahora todo será maravilloso si aplicamos indicadores, estándares y demás verborrea pseudopedagógica. He oído ya demasiadas veces estos sermones para creer en los milagros.

clip_image0022. Si un día algún inspector me solicita información sobre uno de mis alumnos no le mostraré esa “panoplia” de documentos que hay que rellenar para saber que cada quien es cada cual, como cantaba Serrat en esa maravillosa canción titulada “Cada loco con su tema”. Si a los locos del papeleo docente les gusta rellenar documentos, tan novedosos como inútiles, a los locos que nos gusta ser maestros preferimos encerrarnos en el aula y enseñar. Así que en lugar de papeles, llegado el caso, le diré al inspector de turno que pregunte a mis alumnos, a esos a los que tan bien conozco y esos que tan bien se conocen a sí mismo.

Por ejemplo: trabajando en lengua el uso de las palabras “propio” e “impropio” les pido que las utilicen en situaciones en las que se vea claramente que han entendido el significado y uso de tales términos. Un alumno, locuaz y parlanchín, pide la palabra:

Maestro, te lo explico: sería “impropio” de mí estar callado durante mucho rato. ¿Es correcto?.

– Totalmente –afirmo aguantando la risa.

¿En qué indicador, estándar o tontería udintegrada coloco tal aprendizaje? Me lo expliquen.

3. Un rato de risas cuando leen una actividad de expresión escrita en la que tienen que contar alguna anécdota personal. Desde las travesuras infantiles que pudieron provocar un infarto en los progenitores, el día frustrado en la playa por culpa del oleaje, la caída amortiguada por un compañero, hasta la que, emocionada por el nacimiento de su hermano, cuando va a conocerlo al hospital le da un beso al otro bebé recién nacido que no es su hermano sino el compañero de habitación.

Y junto a esos buenos momentos la pillería de alguno que lee una anécdota que no es propia sino buscada en internet. Ese ya tiene su propia anécdota para cuando esté en Secundaria y tenga que hacer un ejercicio parecido: la primera vez que intentó copiar de internet y el maestro lo pilló.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: