La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

25 septiembre, 2015

Música en la SIC

Filed under: En otro lugar — Nicolás Doncel Villegas @ 14:29

clip_image002

Disfruté el pasado fin de semana de dos magníficos conciertos incluidos en el VI Festival Internacional de Piano Guadalquivir. El primero de ellos en el teatro Olimpia, en el pueblo donde resido desde hace ya tantos años. El segundo en la Mezquita-Catedral de Córdoba.

Así me acostumbré a llamar a ese extraordinario edificio desde que ese dúo de nombres, tan contrapuestos como hermanados en su función religiosa, se hizo habitual (antes, en mis tiempos de estudiante universitario, era simplemente “la Mezquita”). Ahora, por esas cuestiones de propiedad, y de imponer cada cual sus criterios religiosos, políticos, etc. a esa maravilla de la arquitectura andalusí (a la que Hernán Ruiz incrustó un templo católico) la llaman “Catedral de Córdoba (antigua Mezquita)”. Tras esa cadena de nombres conseguí entender que las siglas SIC, que aparecían grabadas a fuego en el respaldo de las incómodas sillas de tijeras que dispusieron para disfrutar del concierto, correspondían a Sagrada Iglesia Catedral (SIC). El adjetivo incómodas no es exagerado, tampoco es ofensivo. Uno no puede ni debe quejarse del asiento cuando le ofrecen una delicia musical sin cobro alguno.

Porque el concierto era gratuito. Algo de eso debió influir en la larga cola que recorría el Patio de los Naranjos cuando llegamos a él tras pasear, cucurucho de helado en mano, por las calles tranquilas de domingo casi veraniego que bajan hasta el Patio de fuentes, naranjos y acequias. Estando en ella, en la larga cola que ya recorría todo el muro enfrentado a la quibla, mi santa me codea avisándome que el alcalde de este pueblo donde resido se dirige a la entrada del edificio. Observo que el Edil Mayor se acompaña de la Primera Teniente de Alcalde y dos concejales más. El cuarteto camina paralelo a la cola de espera y entran en el edificio sin mayor problema, como corresponde a su categoría municipal. Uno no puede ni debe quejarse de que nuestros representantes políticos estén exentos de guardar cola cuando el ayuntamiento es uno de los estamentos públicos que colaboran en la organización del evento (que diría el tópico, porque de evento tiene poco dada su perfecta programación).

Ya estamos todos en el interior, autoridades religiosas, municipales y pueblo llano. Las naves de la ampliación que realizó el temido Almanzor sirven de escenario para el concierto. No diré que el marco es incomparable porque ya lo dijo la autoridad religiosa que dio la bienvenida, creó que el deán de la Catedral (Antigua Mezquita). Escuchar la música de Bach rodeado de los arcos coloristas (aunque la alternancia de dovelas sea cromática, la menos rica de la mezquita), observando el muro posterior catedralicio con sus relieves renacentistas, es todo una delicia (a pesar de las sillas de tijeras).

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: