La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

9 agosto, 2015

Un año con Pla (o el paso del tiempo) – 32. Azoteas

Filed under: Un año con Pla — Nicolás Doncel Villegas @ 8:57

Desde mi azotea – Navajita Plateá

clip_image002Muchas de las azoteas de las antiguas casas de pueblo pasaban meses en soledad coronando los hogares. Había veces que las mujeres subían a tender la ropa cuando urgía el secado, aprovechando el viento y el sol de las alturas. Ocurría esos días en los que tender en el patio no era suficiente. También sucedía lo contrario, que la azotea lucía habitualmente las sábanas blancas o la ropa de domingo recién lavadas y uno veía asomarse a las mujeres a las barandas pintadas de negro mientras entonaban coplas de Juanito Valderrama o llamaban la atención de alguna vecina. También eran las azoteas ocasionales escondites de juegos infantiles, aunque estuviese prohibido subir a esas altitudes vertiginosas en las que madres temerosas siempre veían algún peligro, como también lo presentían cuando nos acercábamos al pretil del pozo del patio. Y, como escribe Pla, la azotea también era el lugar en el que buscar alivio en las noches caniculares del verano: “Resultó, pues, que la noche estaba bastante calurosa, en vista de lo cual, me decidí a subir a la azotea, transportando conmigo una mecedora. Pretensiones modestas: sentarme en ella, encender un cigarrillo y contemplar un rato la bóveda estrellada.”

En la casa de mi infancia había dos azoteas, una en el primer piso, que daba al patio y al corral, esa en la que se tendía la ropa; y otra en la última planta, que daba a la calle, con una altura de altivez considerable que ofrecía vistas de los tejados colindantes, del campanario de la iglesia de la Villa, del campo que se extendía por las afueras del pueblo… Apenas subíamos a ella aunque alguna noche de agosto también sirvió de escape al calor asfixiante que atesoraba el dormitorio de abajo. Era la azotea en la que estaban los depósitos de agua, primero de pesada uralita y luego de ligero material plástico, que abastecían la casa cuando el suministro de agua corriente no siempre era seguro. En la otra esquina la antena de la televisión que de cuando en cuando había que girar para encontrar mejor la señal que emitía aquella Televisión Española en blanco y negro. Cada año, durante una época, la azotea dio problemas de goteras. Debido a ello, al calor que transmitía al piso inferior en verano y a mi poco fervor por sentarme a contemplar la bóveda celeste en las noches estivales, cuando construimos la casa en la que ahora vivo desechamos hacer una azotea a nivel del tejado. Cierto que hay veces que me gustaría subir a esas alturas pero no son tan tantas como para destejar parte de la casa y convertirla en azotea. También se pueden mirar las estrellas desde el suelo e imaginar todo lo que la inmensa amplitud del orbe celeste te permita.

Y aunque uno no haya sido amante de subir a las alturas que esconden paisajes desconocidos, a las azoteas en las que encontrar la soledad que se necesita en ciertos momentos de la vida, dejo aquí un hermoso poema de J.M. Caballero Bonald que habla sobre todo ello: “Azotea”

Fui feliz fugazmente algunas veces,
entre dos furias fui feliz,
lo fui de vez en cuando sin saberlo.

Por ejemplo en la ciudad solar que se veía
desde aquella azotea de la infancia,
tentadora ciudad flameando
en los celestes mástiles del tiempo,
mientras iniciaba la vida la aventura
de descubrir el mundo a escondidas del mundo.
Allí subsisto aunque no esté, allí
perduro en medio
de la devastación de esa azotea
que reconstruyo cada día para no claudicar.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: