La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

17 julio, 2015

Un año con Pla (o el paso del tiempo) – 29. Cantos de cigarras

Filed under: Un año con Pla — Nicolás Doncel Villegas @ 9:01

Como la cigarra – Mercedes Sosa

El verano es la estación de los sonidos. En verano todo se oye. Debe ser porque abrimos las puertas y ventanas para que las corrientes de aire disipen el calor acumulado en el interior de las casas. Y con las brisas se cuelan también las voces de los vecinos, el ruido de los motores, el ladrido de los perros, el vuelo de la moscarda, el canto de la cigarra y, si es de noche, el grillar de los grillos. Puede que esto que escribo parezca antiguo porque cada vez más las puertas y ventanas permanecen cerradas y el único sonido que uno escucha es el de los aparatos de aire acondicionado. Pero uno, hecho de antiguas costumbres pueblerinas, todavía abre durante las mañanas veraniegas las puertas de la cochera y de la casa para que por ellas transite el frescor mañanero; y también acostumbro a sentarme, las noches que no son asfixiantes, en la puerta del hogar a ver pasar la vida. Quizás sea por eso que esos sonidos del verano aún me son conocidos.

clip_image002De entre todos ellos Pla elige como representante de los sonidos veraniegos el del canto de la cigarra. Y de paso hace una defensa de la misma para rescatar su imagen denigrada por aquella fábula de Lafontaine en la que el pobre insecto pasó a la historia como un bicho inconsciente y de vida alegre y disipada mientras que la hormiga pasaba a ser el símbolo del ahorro y la responsabilidad: “De la hormiga nacieron las Cajas de Ahorros y los Institutos de previsión.”, escribe Pla. Para homenajear a la pobre cigarra les dejo este soneto del poeta malagueño Salvador Rueda:

Canta tu estrofa, cálida cigarra,
y baile al son de tu cantar la mosca,
que ya la sierpe en el zarzal se enrosca
y lacia extiende su verdor la parra.
Desde la yedra que a la vid se agarra
y en su cortina espléndida te embosca,
recuerda el caño de la fuente tosca
y el fresco muro de la limpia jarra.
No consientan tus élitros fatiga,
canta del campo el productivo costo,
ebria de sol y del trabajo amiga.
Canta y excita al inflamado agosto
a dar el grano de la rubia espiga
y el chorro turbio del ardiente mosto.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: