La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

26 mayo, 2015

El día de mañana – Ignacio Martínez de Pisón

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 15:12

clip_image002

Leí hace un tiempo otro libro de Martínez de Pisón. Y no me dejó muy satisfecho. Se trataba de “El fin de los buenos tiempos”. Prometí entonces darle una segunda oportunidad a este autor. Y lo he cumplido con “El día de mañana”. Y me alegro, porque éste sí que me ha gustado.

Es esta una novela coral pero con un protagonista que está presente siempre. Alrededor de ese protagonista desfilan una serie de personajes relacionados con él, que nos hablan de Justo Gil Tello (que así se llama), que nos dan pistas de su vida, que nos cuentan sus andanzas. Desde los años cincuenta-sesenta del franquismo hasta los primeros de la transición se va produciendo la transformación de una sociedad. En esa época ambienta el autor la novela. Justo Gil había llegado a Barcelona como uno más de los miles de inmigrantes de la España interior que esperaban una mejor vida en Barcelona. Es ahí, en esa ciudad de las mil oportunidades, en las que Justo se va a hacer una nueva vida. Una vida de pequeños negocios fracasados, de esperanzas desilusionadas que le llevaran por caminos de falsedad y peligros.

Escribe Martínez de Pisón una novela de narración pura, sin ningún tipo de digresión, contando la vida de todas esas gentes que viven sus vidas anodinas o esperanzadas, sus vidas de gente corriente bajo el régimen franquista y de gentes que luchan clandestinamente contra él. Es ahí donde el protagonista cambiará su destino y pasará de ser uno más entre muchos a ser uno entre los destacados. Es en esa situación en la que Justo dejará de ser un inmigrante con una madre enferma para pasar a ser un confidente de la policía del Régimen.

Son todos esos personajes, compañeros, amantes, policías… los que les cuentan al lector cuándo y cómo conocieron a Justo. Y mientras eso sucede el lector vive con nitidez esa España gris que va dejando de serlo, esa España de un clasismo tan marcado que a los don nadie como el protagonista se le cierran las puertas que parecían abiertas pero que solo lo estaban porque alguien siempre lo va a utilizar en su propio beneficio. Retrata perfectamente el autor la vida cotidiana de esa clase media baja que busca progresar, la irrupción del automóvil propio como un bien deseado por la mayoría, la novedad de la serigrafía como una nueva forma de buscarse la vida, la venta al por menor con el trato personal, los deseos de ser alguien más de lo que tu clase social te ha marcado… Pero nos deja entrever también a los personajes oscuros de la burguesía catalana y los mundos más sombríos aún de la policía de la época.

Van apareciendo todos esos personajes, interrelacionándose unos con otros, coincidiendo en ocasiones, una historia colectiva dentro de una historia individual. Y todos giran alrededor de ese Justo Gil al que uno puede aborrecer o por el cual puede sentir pena, dependiendo del momento y las circunstancias. Como casi siempre ocurre en la vida, como casi siempre nos ocurre a todos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: