La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

17 febrero, 2015

Aquellos tiempos de cine y alelados

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 16:31

 

clip_image002Antoniomm: En las sábanas blancas

Nicolás: Uno, que también es niño antiguo de la quinta del 56, tuvo la suerte de poder disfrutar durante varios veranos del cine que la familia regentaba, compaginando actividad tan lúdica-comercial con la de la agricultura. Fue uno de esos hechos que a mi mente infantil siempre le costó comprender. Pero eran aquellos años en los que había que ingeniarse cómo salir adelante si uno no quería acabar emigrando.
Y así me encontré con un regalo que cada verano ansiaba que llegase. Poder ver no solo las películas que se proyectaban, sino todo las actividades que acompañaban a la proyección. Y no solo verlas sino participar en ellas: regar el patio antes de que llegase la gente, colocar las sillas de anea en el patio del cine, ver como Vargas preparaba las gaseosas y las botellas de vino para el descanso, observar con admiración las sacas con una inconfundible raya azul en las que se guardaban los rollos de la película, subir al lugar mágico en el cual el maquinista se encargaba de esos rollos, los manipulaba con esmero y los colocaba en la gran máquina que espolvoreaba las imágenes a través de aquella rendija que abría mundos de sueños, etc.

Sap: Nicolás, en el cine de verano de mi barrio, el “Almirante”, tenían al Maoíto, un hombre mayor, disminuido, diminuto y medio jorobado, que se encargaba de un trabajo atroz: desplegar y recoger a diario todas las sillas de tijera que componían el aforo (dividido en dos secciones, general y preferente). Calculo que unas 600 sillas. Ojo, y no solo recogerlas sino acopiarlas debidamente para que se procediera al riego del albero.

–Maoíto –le preguntábamos– ¿cuánto te pagan por el trabajo?

–A mí ni un duro, pero veo toas las películas de balde.

No he vuelto a conocer a un cinéfilo más sacrificado.

Nicolás: Sap, con el paso de los años ese tipo de personas ha ido haciéndose menos visible. Me refiero a esos hombres, las mujeres solían estar en sus casas, con algún tipo de minusvalía psíquica que realizaban trabajos sin recibir ningún tipo de jornal o recompensa dineraria. Hombres a los que se les daba, por ejemplo, una bolsa de frutas porque andaban por el almacén y ayudaban a descargar las cajas del camión. Ellos eran felices con su premio, mínimo pago por el trabajo realizado, pero echaban los días entre bromas de las gentes que por allí andaban; unas veces eran objeto del cariño de los conocidos, otras veces sufrían las chanzas y las burlas de los más crueles.
El tiempo y la diferente manera de ver la vida fue haciendo que esos “tontitos” (dicho con todo el cariño y respeto que merecen esas personas) fueran dejando esas faenas que a veces se acercaban a la explotación laboral. Aunque muchos de ellos encontraban en esas tareas una gratificación y un cariño del que carecían en sus ámbitos familiares. Ahora tan solo veo a algunas de esas personas, que por unas monedas o algunos dulces, reparten folletos de los supermercados del pueblo.

******************************

PS: Hay un pasaje en El jinete polaco en el que Muñoz Molina retrata perfectamente a aquellos “tontos”. Y entre ellos: “…Matías el sordomudo, que no era tonto del todo, sino más bien alelado, y que después de trabajar durante treinta años como ayudante de Ramiro Retratista se embutió en la cabina de un isocarro y se ganó muy bien la vida repartiendo piensos compuestos…”

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: