La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

14 diciembre, 2014

La fragua de la psicopedagogía

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 9:37

1. Mi admirado Antonio Muñoz Molina escribe de cuando en cuando sobre el asunto de la enseñanza en España: “Pienso en mis maestros, los que me enseñaron contra viento y marea a leer y a escribir y a amar el conocimiento en años de oscurantismo y pobreza; pienso en tantos profesores vocacionales y derrotados que conozco…

A los expertos, a los gurús de la jerga psicopedagógica y a los enchufados no les cabía la menor duda: los que alertábamos sobre la degradación de la enseñanza nos habíamos vuelto de derechas y no sabíamos nada, no entendíamos de nada…

Esas palabras pertenecen a un artículo escrito ya hace años pero que sigue teniendo toda la validez en el momento actual. ¿Por qué lo he recordado esta semana? Pues porque la psicopedagogía ha estado presente en mi vida.

clip_image002

2. A parece la palabra “fragua”. Un alumno pregunta qué es tal cosa. Pido que alguien lo explique:

– Una fragua es como un horno en el que el herrero mete el hierro para cocinarlo dándole golpes cuando lo saca de la fragua.

Tras la explicación del término “cocinarlo” aplicado a la metalurgia del hierro el significado de fragua quedó totalmente claro.

3. Cuando olvidan algo, por ejemplo un chaquetón en el patio de recreo, les digo que un día van a perder la cabeza y llegarán preguntándome si la he visto por algún lado. El viernes olvidé mi chaquetón y mi bufanda en secretaría. A la hora de salir me percato de la ausencia de las prendas de abrigo y tras recordar dónde las dejé envió a dos de mis alumnas a que me las traigan mientras los demás bajamos hacia la puerta de salida. Cuando recupero chaquetón y bufanda recibo al mismo tiempo la reprimenda que antes he comentado que suelo dirigir a los despistados: maestro, cualquier día vas a perder…

4. Mientras escribo esta última tiza de color mi ordenador tiene abierta otra ventana en la que Séneca me espera. Me espera, también, la tarea ingrata de resumir en pocas palabras el trabajo, la vida lectiva de cada alumno durante algo más de tres meses. Alegrías y exámenes, tristezas y actividades de Matemáticas, desencuentros y cuadernos bien o mal presentados, recreos en los que asomó una mínima violencia y recreos en los que se convivió felizmente, trabajos de clase y deberes de casa, aquel tema de La reproducción humana y alumnas-niñas que comienzan a ser fisiológicamente alumnas-mujeres, dolores de cabeza y resolución de problemas… todo ello, mezclado y cocinado, como el hierro en la fragua del herrero, aparecerá dentro de unos días en el esperado, temido, deseado… boletín de notas.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: