La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

13 octubre, 2014

Los que se van y nunca volverán

Filed under: Menú del día — Nicolás Doncel Villegas @ 11:00

Hay dos asuntos estos días sobre los que todo el mundo habla. Para no ser menos…

Uno es el ébola. Otro (más lejano) el Estado Islámico. Ambos son asuntos de muerte. Malos asuntos. De las tarjetas opacas, negras como los corazones de quienes las han utilizado, no quiero hablar. Esas gentes son peor que el virus de moda o los muyahidines decapitadores. Esas gentes matan empobreciendo a los demás, agotan las arcas de la moralidad. De ellos no quiero hablar, tan solo me gustaría verlos picar piedra en una cantera hasta que las manos se les encallaran tanto como tienen el alma.

Sobre los asuntos de muerte ya está casi todo dicho. Por mi parte tan solo añadir que lo que más me interesa de ambos son los voluntarios que pierden la vida porque en su día tomaron la decisión ir al lugar en el que la muerte (viral o acuchillada) podría alcanzarles. No es que eligiesen un suicidio en tierras lejanas, no. Su idea era ayudar a quienes más los necesitaban. Por ello se hicieron misioneros o cooperantes, se alistaron en cualquier iglesia o en cualquier oenegé que les trasladase allá donde la pobreza, la enfermedad y la muerte reinan sin reparos. Acudieron motu proprio al epicentro, al foco, al origen… Benditos sean. Mi respetos y consideración.

clip_image001Pero cuando alguien toma decisión tan transcendental como es abandonar su país, su forma de vida, sus familiares, etc. por ayudar a los que están más allá de los mares, las selvas y los desiertos, cuando alguien lleva su ideal de filantropía telescópica hasta el terreno en el que el Mal habita, debe ser consecuente con lo que hace. Tal decisión no puede, no debería, tener condicionantes a los que recurrir cuando lleguen los padecimientos que se supone va a encontrar quien hasta allí se marcha voluntariamente. Cuando personas adultas y responsables toman una decisión tan arriesgada (suponemos que son conscientes de los riesgos que corren, todos los conocemos) como la de trasladarse a zonas conflictivas, de riesgo, deben saber que pueden ser secuestrados o contagiados y que ello conlleva, muy posiblemente, la muerte.

clip_image003¿Qué deben hacer los que son secuestrados o contagiados? ¿Qué debemos hacer, qué deben hacer los Estados a los que pertenecen los secuestrados o contagiados? ¿Deben pagarse los rescates, se debe ceder a las presiones políticas o militares? ¿Hay que repatriar a los contagiados aun a sabiendas que pueden traer consigo no solo su propia muerte sino que pueden hacerla extensiva a los demás?

Todas esas preguntas admiten innumerables respuestas. Respuestas drásticas, afirmaciones o negaciones dichas con rotundidad. Respuestas indecisas, adornadas con infinidad de matices. Yo tengo las mías. ¿Tiene usted, lector, las suyas? Las mías, para no hacer demasiada extensa esta entrada, estarían en la línea de lo que escriben sobre estos asuntos, y otros similares, Manuel Jabois (con palabras de Camus) y Javier Marías en los siguientes artículos:

Manuel Jabois: Los que se quedanJavier Marías: Aventuras criminales

Anuncios

4 comentarios »

  1. Nicolás, me sorprende tu hipérbole. ¿En serio piensas que los chorizos de Bankia son peores que los matarifes del Estado Islámico? No lo creo.

    En cuanto a tus preguntas, ahí van mis respuestas: No pagar rescates de secuestros. Sí repatriar a los enfermos de ébola. Lo primero, por las razones que da Marías: pagando los secuestros alimentas a la bestia para que cometa más secuestros y más crímenes. Lo segundo es mucho más grave. Parto del hecho de que es una auténtica vergüenza que los países desarrollados se desentiendan de los innumerables problemas que asolan a los países pobres. El Ébola no debería nunca haberse considerado como un drama africano (que con su pan se lo coman) sino como un drama mundial (a todos nos compete solucionar el problema). Lo mínimo de lo mínimo que puede hacer el Estado español es ayudar a los compatriotas que se contagian por echar una mano donde se necesitan cien. España, la UE, Rusia, USA… hace semanas que deberían haber montado hospitales de campaña en las zonas más afectadas y no dejarlo todo en manos de ONGs, misioneros y voluntarios. Es una vergüenza.

    Como ves, mis respuestas son drásticas y rotundas. Nada de matices, que para eso estamos en internet. 😉

    Comentario por Eduardo — 13 octubre, 2014 @ 23:00 | Responder

  2. Pues yo, Nicolás y Eduardo, no tengo respuestas claras y rotundas. Como de costumbre, lo que yo tengo son preguntas. ¿Qué diferencia hay entre un compatriota y uno que no lo es? ¿Por qué un compatriota español merece que se le atienda en su país privilegiado y el resto, no? ¿Por qué se considera que los países desarrollados tienen un deber con los países pobres y no se exige a los gobiernos de los países pobres que cuiden de sus ciudadanos y, ya de paso, de los compatriotas españoles que van a ayudarles? Y muchas más preguntas que sería prolijo enumerar. ¡Ojo, mis preguntas son preguntas, no deben leerse como respuestas!

    Comentario por Ángela — 14 octubre, 2014 @ 3:40 | Responder

  3. Eduardo, como diría un compañero, mi hipérbole es un “hiperboleón”.
    Coincido con tus “drásticas” opiniones, excepto en la repatriación (como las que ha habido en España).
    Gracias por tu comentario.

    Comentario por donceldevr — 14 octubre, 2014 @ 14:11 | Responder

  4. Ufff. menos mal que has hecho la aclaración final. Mis preguntas casi siempre llevan implícitas las respuestas. Siempre es bueno aclararlo.

    Comentario por donceldevr — 14 octubre, 2014 @ 14:12 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: