La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

5 septiembre, 2014

Hay dos cosas que no soy

Filed under: Personal — Nicolás Doncel Villegas @ 12:51

Hay dos cosas que no soy: procrastinador e impuntual (además de otras cientos de características personales que acompañan con un “no” mi personalidad). Y no es porque no haya veces que me apetezca serlo, que las hay. Pero ese placer que algunos encuentran en llegar tarde a una cita, sin motivo real, una vez y otra, no lo comprendo. Ni lo soporto. Pero no es el asunto de la impuntualidad el que me interesa comentar sino el de la procrastinación.

clip_image002Llevo toda la semana que no había dejado ninguna entrada en este lugar. ¿Por qué? Porque no soy procrastinador. El lunes coincidió con el inicio de curso, y la tarea escolar, sumada a la familiar y agrícola, no deja demasiado tiempo libre. Es ahí donde aparece ese término tan rotundo y poco usual. Procrastinar no es otra cosa que aplazar, dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. Hay quien deja para otro día aquello que piensa postergar indefinidamente sin sentir la premura del tiempo, la necesidad de concluir una tarea que tiene un tiempo marcado. Hay, por el contrario, quien es incapaz de aplazar el mínimo quehacer porque en su mente siempre está presente una sentencia: si hay algo que hacer, hágase. Es lo que me ocurre. Para qué aguardar al último minuto cuando hay una enorme cantidad de horas por delante. Por qué ocupar el espacio que te rodea con aquellos elementos que con su sola presencia parecen decirte que están allí esperando que tu capacidad para diferir lo inevitable desaparezca y te pongas manos a la obra. Por qué postergar si con tal actitud no desaparece la necesidad de realizar aquello que te ata. O es que no es mucho más agradable sentir la sensación de alivio que supone eliminar esa carga y disfrutar del tiempo que ahora no es una condena sino una liberación. Ya lo dejó dicho don Miguel en El Quijote: “Antes hoy que mañana”.

Anuncios

4 comentarios »

  1. No solo estoy de acuerdo, Nicolás, y me uno al grupo de los que no dejan para mañana lo que pueden hacer hoy, sino que abundo en las razones que lo justifican. ¿Y si, pudiendo hacerlo hoy, lo dejamos para mañana y mañana, por un azar del destino, ya no podemos hacerlo? ¿Y si eso que ya no podremos hacer mañana causa trastorno a otros o a nosotros mismos, cortando caminos, originando situaciones difíciles e indeseadas? Ayer mismo, por la mañana, una conocida me entregaba unos papeles importantísimos para que se los tradujese. Lo hice inmediatamente, lo más rápido que pude, y por la tarde se los entregué ya traducidos. Se sorprendió de mi celeridad y le dije que a mí no me gusta tener cosas pendientes. Dijo ella que ya le gustaría poder decir lo mismo. Lo que fastidia muchas veces es que los que dejan todo para mañana se apoyan en que siempre hay alguien que lo hace hoy. Pero cada uno somos como somos y no podemos ser de otra manera. Supongo.

    Comentario por Ángela — 6 septiembre, 2014 @ 1:02 | Responder

  2. He tenido que buscar la palabreja en la RAE (no la conocía, todos los días se aprende algo nuevo). Yo también soy de las personas que necesitan deshacerse de la carga de una obligación. Si tengo que hacer algo, aunque no sea urgente, e intento leer o pasear, mi mente se ve completamente ocupada por ese deber que está pendiente y no disfruto ni me concentro.

    Mi defecto es todo lo contrario a llegar tarde. Por temor a hacer esperar, llego demasiado temprano a las citas (siempre que puedo), Pero si la otra persona se retrasa aunque sólo sean cinco minutos, me parece una eternidad.

    ¡Feliz vuelta al cole!!!.

    Comentario por bkosorio — 6 septiembre, 2014 @ 3:38 | Responder

  3. Ah, querida Ángela, cuántas personas conozco que recurren a otras para que les hagan lo que ellos dejaron de hacer. Y sí que fastidia.

    Comentario por donceldevr — 6 septiembre, 2014 @ 8:35 | Responder

  4. Yo también soy de los que llegan temprano a las citas. Tampoco conocía la palabra hasta que leí un artículo sobre el asunto: http://www.huffingtonpost.es/2014/09/02/por-que-procrastina_n_5629572.html

    ¡Gracias por tus buenos deseos en mi vuelta al cole! Ya llevo una semana calentando motores. 🙂

    Comentario por donceldevr — 6 septiembre, 2014 @ 8:39 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: