La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

18 agosto, 2014

Epidemia, guerra santa y una botella de agua

Filed under: Menú del día — Nicolás Doncel Villegas @ 9:11

El anacronismo parece haberse apoderado del mundo en los últimos días. La incongruencia que supone colocar en una época lo que pertenece a otra parece hacernos retroceder siglos atrás. Hay dos noticias que se repiten últimamente en todos los noticiarios, que aparecen en la primera pantalla de cualquier periódico digital que consultes: ébola y Estado Islámico.

clip_image002La Edad Media ha vuelto. Diez siglos atrás el ser humano andaba temeroso de Dios y de la peste. Las epidemias diezmaban burgos, villas y aldeas. La peste negra reinaba sobe la corta esperanza de vida matando a tanta gente que se decía que no había suficientes vivos para enterrar a tantos muertos. Y junto a la peste negra desfilaban el escorbuto, la lepra, el carbunco… Se cerraban las puertas de la ciudades para que la enfermedad no entrase. Se cercaban las ciudades para evitar que el mal saltase las murallas de la ciudad infectada. El mundo parecía vivir en una cuarentena permanente. Hoy día es el ébola a quien tratamos de arrinconar en África. Pero ya no hay murallas ni puertas en las ciudades. El virus puede viajar en pateras clandestinas o en aviones medicalizados que repatrían misioneros. El tráfico humano es tan ingente que será difícil reducir al virus. El miedo medieval sobrevuela de nuevo la salud y la vida de los europeos.

clip_image004Esta vuelta a la Edad Media también ha hecho resucitar con virulencia la guerra santa. En un indeterminado territorio de religión y muerte, al norte de Irak y Siria, unos iluminados tratan de crear un Estado islámico. Asesinan en nombre de su dios a los que no profesan su fe, provocan el exilio masivo, secuestran mujeres y niños y retan a los impíos a una lucha cuerpo a cuerpo. En un perfecto oxímoron el diario El País titulaba ayer una noticia de la siguiente manera: “Los iraquíes huyen de las matanzas de los cruzados yihadistas”. Me imagino a los caballeros de la Orden del Temple transmutados en guerreros del Islam, a Bernardo de Claraval transfigurado en Saladino… Cruzados y yihadistas diez siglos después. El anacronismo se ha hecho realidad.

Olvidemos por un momento el horror de la muerte por infección o religión. El siguiente es otro ejemplo de anacronismo. También viral pero nada mortal: ‘Downton Abbey’: una foto promocional de la serie, con un error garrafal.

clip_image006

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: