La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

3 agosto, 2014

La época de las catedrales – Georges Duby

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 10:14

 

clip_image002Cuando los días en los que el curso escolar finalizaba me sorprendió muy agradablemente que éste fuese el libro que los alumnos de mi clase me regalaban. Desconozco (aunque tengo sospechas) los vericuetos e ignotos caminos que sus mamás habían seguido para saber que “La época de las catedrales” estaba desde hacía tiempo en mi lista de lecturas pendientes. Porque este no es un libro que sea un éxito de ventas actual, ni una novela mundialmente conocida, sino todo lo contrario. Este libro puede convertirse en un tostón si no sientes el más mínimo interés por los asuntos y la época que aparecen en el subtítulo: Arte y sociedad, 980-1420. Me gusta leer sobre todo lo relacionado con la Edad Media, y más si es sobre la segunda parte de esa época, la Baja Edad Media. Siempre me han parecido unos años, unos siglos, con un gran atractivo en muchos aspectos. Por supuesto el arte, pero también los movimientos sociales que entonces aparecieron, las relaciones feudales, el papel de la religión, el engarce con la cultura clásica, las cruzadas, el renacer de las ciudades, las órdenes religiosas, etc.

Todo ello se da cita en este libro, un trabajo extraordinario del medievalista George Duby. La época de las catedrales es también la época de los monasterios y la época de los palacios. A través de esas tres construcciones (monasterios-catedrales-palacios), Duby hace un estudio de la Baja Edad Media en la Europa occidental (y fundamentalmente de Francia e Italia) en el que expone con una prosa clarividente todo ese mundo que va desde el final del Imperio Carolingio hasta la llegada del Renacimiento.

clip_image004Ha sido un placer leer pausadamente durante el mes de julio todo ese mundo apasionante, ese mundo lleno de dificultades: “Comer hasta el hartazgo durante todo el año parecía entonces un privilegio exorbitante propio de algunos nobles, de algunos sacerdotes, de algunos monjes. Todos los demás eran esclavos del hambre.”. Ese mundo que avanza hasta hacer renacer las ciudades, que peregrina a Santiago, Roma y Jerusalén, que se impregna de teología y construye en honor de Dios las magníficas catedrales góticas plenas de luz y de alturas casi divinas. En ese proceso el hombre del románico evoluciona hacia el hombre gótico de manera lineal y junto a las catedrales aparecen los palacios y el goce de la vida, del amor cortés, el espíritu de caballería: “Para el caballero y para el gran burgués que quiere parecerse a un noble, las riquezas del mundo deben consumirse y malgastarse en la fiesta.” De una cita a otra han pasado casi quinientos años. Toda una época histórica plena de acontecimientos sociales y artísticos magníficamente tratados en esta obra.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: