La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

15 julio, 2014

Tu rostro mañana – 2 Baile y Sueño – Javier Marías

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 11:02

clip_image002

Segundo libro de la trilogía “Tu rostro mañana”. Comienza éste con una frase que rememora en la forma el inicio del primer tomo. Si aquél decía: “No debería uno contar nunca nada…”, éste comienza: Ojalá nunca nadie nos pidiera nada…”. Esa negación absoluta en el deseo de contar algo que todos tenemos y en la seguridad de que a lo largo de nuestra vida alguien nos pedirá algo, ese “nada” tan rotundo le sirve al autor para contar lo que otros cuentan y para contar que siempre hay alguien que pide algo a otro alguien.

Con una petición al protagonista de la novela por parte de una compañera de trabajo arranca este segundo volumen. Pero para que el lector conozca esa petición han de pasar muchas páginas, extensos razonamientos sobre el hecho de pedir y conceder y una historia secundaria que apoye o contradiga algunos de esos razonamientos anteriores. Si en la exposición de esos pensamientos sobre lo que va a suceder Marías tiene momentos luminosos mezclados con otros que por extensos resultan a veces interminables, en la narración de esas historias de apoyo uno disfruta con una prosa que te acerca a la realidad pues suelen ser pasajes de la vida cotidiana que contrarrestan el alto contenido filosófico (dicho sin tono peyorativo) que sus numerosas disquisiciones tienen. Porque “pedir” puede hacerlo una compañera de trabajo y también una madre mendiga acompañada de sus dos hijos. Situaciones tan distintas sirven para reflexionar sobre los innumerables pros y contras que rodean el acto por el cual alguien pide y otro alguien da, o no.

Pero también hay tiempo para el humor. Yo me he sonreído mientras el protagonista habla sobre ese peculiar personaje que es Rafita de La Garza, con ese humor ácido, hiriente hasta el sarcasmo, y con esa forma de entender la vida de la que el tal  La Garza presume utilizando para ello el escudo de la lengua española de la que da por hecho que sus interlocutores no entienden nada cuando se expresa en forma tan castiza y carcelaria que es difícil asumir que tal tipo pueda ser diplomático. Y me he sonreído socarronamente cuando el autor se extiende en describir el contacto físico provocado por un baile entre el protagonista y la señora Manoia, mujer de notable pectoral. O de las posibles relaciones que puede haber entre el bottox y su etimología, pues evidentemente no es lo mismo botulínica que bulimia. Para que luego digan que Marías es un escritor aburrido.

Y después de Baile… Sueño. Y la relación entre el tiempo (un antiguo despertador), la muerte (un cementerio lisboeta) y el habla que ya no sirve para hacerse entender a los vivos y los muertos. Los vivos que recuerdan historias de muerte, de asesinatos y barbarie en la Guerra Civil. Deza rememora las charlas con su padre y aquella guerra se hace presente otra vez con todo lo horrible que entonces ocurrió. Y de la violencia del pasado al terror del presente. La violencia que genera un miedo atroz en aquél que la sufre y en aquél que la presencia de manera inesperada. Ese miedo y esa violencia que dejan la puerta abierta para que el lector tenga que buscar el tercer volumen de esta trilogía. Ah, y para ver si la mancha de sangre que fue o no fue volverá a aparecer. Esto último puede parecer una banalidad pero me tiene tan intrigado como al propio Deza.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: