La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

14 junio, 2014

República y guillotina para el marqués Del Bosque

Filed under: A bote pronto — Nicolás Doncel Villegas @ 9:35

clip_image002Esperen al miércoles. Quizás a eso de las once de la noche podamos poner en marcha todas las guillotinas. Quizás dentro de cinco días todo haya acabado y podamos dar rienda suelta a los improperios y los insultos. Pero hasta entonces…respeto. Respeto a quienes durante los últimos seis años nos han hecho felices a los que disfrutamos con este divertimento llamado fútbol, a los que durante años y años agachábamos la cabeza tras quedar eliminados sempiternamente en unos cuartos de final. Esta gente, estos jugadores mimados por la diosa fortuna y afortunados en ganancias deportivas y económicas, bañados en oro de copas y euros, merecen respeto cuando menos hasta que sean eliminados. Y después también. Y el que no lo entienda así también merece mi respeto pero no mi comprensión. Porque no se puede defenestrar a una generación por una media pesadilla. Porque eso fue lo que ocurrió anoche: un medio tiempo de pesadilla, de debacle física, de azares contrarios, de fútbol. Porque eso es el fútbol: la ruptura con lo previsible. Por eso me gusta. Ya habrá tiempo de hablar de condiciones físicas, de errores tácticos, de desgana y desmotivaciones, de jugadores con cierta edad, de jugadores que apenas se han recuperado de sus convalecencias, de recambio generacional, etc. Quizás de todos ello habrá que hablar a partir del miércoles. Pero hasta entonces… paciencia.

Hoy, con las prisas de la derrota, se podría hablar de una España paralela a otra. De la España futbolística y de la España política. Ese paralelismo convergente, ese oxímoron imposible parece darse en las dos realidades. Todo lo que era sólido parece gasificarse, se evaporó la solidez de la España que crecía económicamente, aquella de la que alguien dijo que jugaba en la Champions League, se derrumbaron los cimientos de la prosperidad construida a base de ladrillos, sobrevino el vértigo de la crisis y la pobreza. Habíamos salido de la nada para llegar a ser uno de los grandes y ahora hemos vuelto a ser unos don nadie. Los que antes eran admirados por sus acciones hoy forman parte de la casta política, todo se convulsiona y parece necesitar una transformación inmediata. Esa es la España política. Desde anoche, para algunos, también parece serlo la España futbolística. Es lo que ocurre en este país, que tan pronto nos creemos vivir en los cielos como pasamos a vivir en los infiernos, que alabamos y defenestramos con igual rapidez. Las masas saldrán hoy a las calles de España pidiendo república y guillotina para el marqués Del Bosque. Somos así.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: