La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

7 mayo, 2014

Primeras frases

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 14:44

Antoniomm:

Casi lo mejor de aquellos libros escritos en el español de América eran sus comienzos asombrosos.

clip_image001Nicolás:

¿Será un rasgo generacional lo de hacer “acopio de primeras frases” de los libros que uno leía? No creo, pero hubo un tiempo, hace muchos años, en el que me dediqué a copiar en un cuaderno las primeras frases de las novelas con las que entretenía mi juventud y alimentaba mi imaginación. Y entre las más admiradas estaban las del llamado boom de la literatura hispanoamericana. Después de copiarlas en aquel cuaderno uno las releía de cuando en cuando y trataba de recordar las historias de cada libro. Y con el paso del tiempo sentía el desengaño que suponía el olvido de algunas de ellas y, por el contrario, la satisfacción de que otras permanecían en la memoria como si la lectura aún estuviese caliente.

Y entre aquellos comienzos que enganchaban hasta llegar a su final había muchos que tenían como referencia la muerte. Por ejemplo:

“Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona.”

El túnel – Ernesto Sábato

“El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo.”

Crónica de una muerte anunciada – Gabriel García Márquez

“ A las ocho vino José María con la noticia, casi sin rodeos me dijo que Celina acababa de morir. Me acuerdo de que reparé instantáneamente en la frase, Celina acabando de morirse, un poco como si ella misma hubiera decidido el momento en que eso debía concluir.”

Las puertas del cielo – Julio Cortázar

“Detrás de él, en acongojado diapasón, volvía el albacea a su recuento de responsos, crucero, ofrendas, vestuario, blandones, bayetas y flores, obituario y réquiem –y había venido éste de gran uniforme y había llorado aquél y había dicho el otro que no éramos nada…- sin que la idea de la muerte acabara de hacerse lúgubre a bordo de aquella barca que cruzaba la bahía bajo un tórrido sol de media tarde…”.

El siglo de las luces – Alejo Carpentier

Otro que se lee de principio a fin, y para no cambiar de asunto, primeras frases de novelas o cuentos que tienen que ver con la muerte, les dejo uno de mis preferidos. No es de ningún autor hispanoamericano sino de Paul Auster (Brooklyn Follies):

“Estaba buscando un sitio tranquilo para morir. Alguien me recomendó Brooklyn, de manera que al día siguiente salí de Westchester y fui para allá a reconocer el terreno.”

No está mal eso de reconocer el terreno en el que uno va a vivir, aunque sean los últimos días.

Blog de Antonio Muñoz Molina – De principio a fin

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: