La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

11 abril, 2014

El sol ha venido para quedarse

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 15:38

Here Comes the Sun – The Beatles

 

Sí, el sol ha venido para quedarse. Y durante seis meses aliviará depresiones, primero, y tostará pensamientos, después, hasta hacer que unos se amen y otros se maten en función de la fluctuación del mercurio.

 

Antoniomm:

El amarillo de los narcisos recién brotados, el de los arbustos de retama, el de las copas de los sauces que se vuelven de un amarillo claro antes de que salgan las hojas. Todavía no ha llegado el de los dientes de león, ni el blanco de los almendros, ni el rosa de los cerezos florecidos. Pero algo es algo. Washington Square se ha llenado de gente con un poco de sol.

Nicolás:

La primavera en el Valle del Guadalquivir se hace presente sin avisar, como una visita inesperada que aparece y se queda un par de meses. Hay veces que parece arrepentirse de haber llegado, como si molestase al suave invierno que le precede. Uno de esos “arrepentimientos” lo tuvo el pasado sábado. Amaneció una mañana gris, de translúcida neblina que dejaba entrever una Sierra Morena difuminada, con un sirimiri tan tímido que no era suficiente para hacerse notar sobre la piel del caminante, una mañana de julio cantábrico en la que la temperatura avisaba que todo era pasajero, muy pasajero, como anunciando… here comes the sun.

clip_image002Desde el domingo la primavera se asentó, vimos el primer azahar en algún naranjo, los niños procesionaron los “pasos” de la Semana Santa Chiquita (sí, eso también es primavera por estos lares), los jerséis dejaron su sitio a las camisas y las blusas tan translucidas como la niebla del día anterior, los colegiales y sus maestros hemos salido del colegio caminando por sendas en los que los trigales se encañan y espigan y los girasoles recién nacidos verdeguean en surcos casi infinitos…

Escribía Pla en “La huida del tiempo” que el despertar de la primavera era anunciada por el canto de algunos pájaros (del cuclillo, creo recordar) y que ese despertar era el de una algarabía universal, una algarabía vegetal, animal y humana. Y hacía hincapié en lo de humana, pienso que con mucha razón, porque por mucho que la naturaleza se empeñe en hacer presente la primavera, y bien que lo hace, nadie la festeja tanto como el humano que sale a la calle a gozarla con todos los sentidos (excepto quien padece alguna que otra alergia primaveral).

************************

Lo mejor de la llegada del sol primaveral y su paleta de colores es que hace desaparecer las nubes negras. Y no me refiero a los nubarrones atmosféricos sino a ésas que deprimen las mentes hasta encerrarlas en cuartos oscuros que a veces llevan al peor de los desenlaces. Conozco quien cambia de carácter cuando sale a la calle a disfrutar del buen tiempo, sobre todo personas de edad a las que el frío arrincona en casa durante días y días. Y quienes se sacuden los malos pensamientos con la luz y el calorcito del sol (excepto aquellos que durante una semana andan en permanente enfado porque hay otros que andan paseando santos por las calles).

Blog de Antonio Muñoz Molina – Here Comes the Sun – 10 de abril de 2014

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: